Los mormones saben la verdad: La creación y el conocimiento científico

mayo 15, 2014 • mormonismo • Views: 3948

Por Reinaldo Mendoza 

Existen muchas teorías que tratan de explicar el origen de la vida en la tierra. Científicos y pensadores sin bases sólidas se esfuerzan con sin igual afán para asegurarse que más personas sigan considerando al  Big Bang y la evolución como el proceso que dio paso al hombre tal como se conoce desde hace miles de años.

Con el mayor respeto a estos hombres y mujeres y a sus pensamientos, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos Días, o mormones, consideran que lo dicho en las escrituras es la verdad y el registro bíblico de la creación, en un sentido de gran aproximación, es cierto.

La verdad escrita

Biblia y Libro de MormónLos mormones consideran a unos primeros padres terrenales como lo fueron Adán y Eva. De la misma manera, reconocen y agradecen que el Padre Celestial haya creado todo lo existente sobre la faz de la tierra y que,  a su vez, sea para en beneficio del hombre.

Adán y Eva fueron creados a imagen y semejanza de Dios, varón y hembra. La perfección y el potencial divino ha sido una bendición que puede alcanzarse por medio de la obediencia a las doctrinas y principios sangrados, al tiempo que se cumpla con las ordenanzas previstas en el Plan de Salvación.

Todo el universo se sostiene sobre un sistema perfecto de situaciones y pareciera que nadie ejerce un control sobre ello. La tierra cuenta con la ubicación espacial perfecta para el sostenimiento de la vida sobre si. ¿Que ocurriría si el globo terráqueo estuviera mas cerca del sol?, ¿Se puede imaginar la incandescencia solar sobre la tierra?.

¿Cómo sería posible?

Es muy claro que para las preguntas anteriores solo se pueden respuestas simplemente claras y perfectas: la vida sería imposible de sostenerse o por lo menos, el mundo no fuera tal y como lo conocemos, ni la vida como tal.

Ahora bien, si el globo terráqueo estuviera mas alejado del sol, ¿sería diferente la vida?, ¿Existiría el hombre?. Es claro que algunos científicos podrían ofrecer respuestas casi convincentes ante tales posibilidades y quizás pudieran considerar la existencia del hombre a pesar de ello, pero en realidad solo seguirían siendo teorías. Sin embargo, vivimos una realidad y cada cosa en el universo está en su lugar y en la tierra también.

Las escrituras sagradas son claras y manifiestan verdades eternas, ofrecen respuestas que ningún hombre por si mismo puede ofrecer y respaldan a las impresiones del Espíritu y  la lógica espiritual. Los santos de los últimos días, como desean ser conocidos los mormones en el mundo, reconocen el poder de Dios y que bajo la dirección del Padre Celestial, Jesucristo creó los cielos y la tierra, ello puede confirmarse en el libro de Mosíah capitulo 3 vesiculoso 8, en el Libro de Mormón, Otro Testamento de Jesucristo y en el libro de Moisés capitulo 2 versículo 1, en La Peral de Gran Precio.

La creación

El élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, en su discurso “La Creación”, manifestó su inspirada comprensión para con aquellos que tienen sus propias percepciones o ideas  con respecto al mundo, el universo y la vida:  “Es difícil para la mente mortal comprender la majestuosidad de la Creación”.

“Es mucho más fácil para nosotros pensar en cosas buenas para comer o en cosas divertidas para hacer. No obstante, me gustaría que hiciéramos un esfuerzo mental a fin de pensar en cosas que sean más difíciles de alcanzar. La creación del hombre y de la mujer fue algo maravilloso y extraordinario, del mismo modo que lo fue la creación de la tierra como el lugar de su morada mortal” detalló el élder.

No se pueden negar los exitosos alcances científicos y sus beneficios para la humanidad. Sin embargo, las investigaciones de los estudiosos han sido y seguirán demostrando solo las cualidades divinas de todos los hijos de Dios. En cada obra se muestra la grandeza de un ser indescriptible y del asombroso poder y gloria que posee. La mente humana se desarrolla sin un límite con el paso del tiempo y es sencillo entenderlo: “Somos hijos de Dios”.

La fe

Oracion MormonLos mormones esta claros que el albedrío es un don celestial y que permite que cada uno de los hijos de Dios pueda escoger en que creer y adorar. En los Artículos de Fe, que es un resumen numerado de las creencias de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en su apartado número once, se destaca el carácter pleno de esta libertad: “Reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: que adoren cómo, dónde o lo que deseen”.

Es así como en el discurso: “Fe: Tú escoges”, ofrecido por el Primer Consejero del Obispado Presidente Richard Edgley, en octubre de 2010, este dijo: “Sí, la fe es una elección que se debe buscar y cultivar. Por tanto, somos responsables de nuestra propia fe; y también somos responsables de nuestra falta de fe. La opción es de ustedes”.

No a la incredulidad

Fue preciso al decir este líder mormón: “Cuando la lógica, el razonamiento o el intelecto personal estén en desacuerdo con enseñanzas o doctrina sagradas, o si mensajes contradictorios atacan sus creencias como los dardos de fuego que describe el apóstol Pablo (véase Efesios 6:16), escojan no desechar la semilla de su corazón a causa de la incredulidad. Recuerden, no recibimos un testimonio sino hasta después de la prueba de nuestra fe” (véase Éter 12:6).

“Y cuando escogemos la fe y luego la nutrimos hasta que sea “un conocimiento perfecto” de las cosas del Señor, entonces usamos las palabras “testifico” o “yo sé”. Personalmente he sembrado la semilla en mi corazón, y en el transcurso de mi vida he tratado de alimentarla para que sea un conocimiento perfecto” aclaró Richard Edgley .

Los mormones reconocen que la creación forma parte integral del plan de salvación. Saben que en concilio preterrenal de los Dioses se determinó: “Descenderemos, pues hay espacio allá, y tomaremos de estos materiales y haremos una tierra sobre la cual éstos puedan morar; y con esto los probaremos, para ver si harán todas las cosas que el Señor su Dios les mandare”, acuerdo registrado en el libro de Abraham, en La Perla de Gran Precio, también libro canónico para los mormones, en su capitulo 3 versículos del 24 al 25.

La fe sigue dando las respuestas que aún los científicos no consiguen y permite reconocer la existencia de un Padre Celestial amoroso que desea que cada uno de sus hijos retorne a Su presencia. Es inevitable que la perfección de todo los que está sobre la tierra y fuera de ella tiene  el sello indiscutible de una verdad llamada DIOS. Los mormones saben cuales la verdad y siguen la fe que emana de Dios.

 

Reinaldo Mendoza

Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela. Magister en Teaching Higher Education, egresado de la Caribbean International University. Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como Obispo del Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela.

 

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *