Jesus En La Cruz

Jesucristo en la Cruz

Crucifixion-Christ-Cross-MormonLa segunda parte de La Expiación fue la crucifixión del Salvador, por su propia voluntad Jesús sufrió una muerte dolorosa, que en Israel usualmente se reservaba para ladrones y criminales. Jesucristo, siendo El Creador, El Unigénito, El Hijo de Dios, tenía el poder de librarse de las manos de sus captores en cualquier momento. Pero sabiendo que era la única forma en que los hijos de Dios se salvarían, aguantó azotes, burlas, heridas, mientras cargaba la cruz hacia Gólgota o el lugar de las calaveras. La crucifixión de Jesucristo demuestra la humildad, el amor, la caridad, la paciencia, y el ejemplo que Jesucristo predicó toda Su vida. Aunque Jesucristo sintió dolor y sufrió, su muerte en la cruz fue algo trascendental para otro acontecimiento triunfante, la Resurrección. El Salvador nos dice: Porque he aquí, yo… he padecido estas cosas por todos, para que no padezcan… como yo. ( Doctrina y Convenios 19:16-17)

Al expiar los pecados del mundo, Jesucristo hizo posible la salvación del hombre. A fin de que podamos aplicar la expiación a nuestra vida, debemos tener fe en Cristo, arrepentirnos de nuestros pecados, ser bautizados, recibir el Espíritu Santo, obedecer los mandamientos de Dios y perseverar hasta el fin. Al vivir estos principios, Dios el Padre permitirá que sus hijos hereden las mansiones que el Señor ha preparado para ellos.

6 Responses to Jesus En La Cruz

  1. rogelio dice:

    En verdad, Jesucristo tenia qeu morir para despues resucitar, era así como iva a vencer las ataduras de la muerte física, y su expiación en el huerto de Getsemani el dia en que se realizo la ltima cena, despues de esta, fue como vencio la muerte espiritual para todos aquellos que en el crean y sigan sus leyes y ordenanzas, para todo aquel que quiera ser salvo de sus pecados. Pero debemos abandonar estos, dejarlos atras, sepultarlos, dejarlos en el agua del bautismo y nacer de nuevo y se confirmados y recibir el espíritu santo como guia para toda nuestra vida.

  2. angelica dice:

    hola como estas eso es verdad

  3. kimberly duran pacheco dice:

    le doy gracias a DIOS por librarme de mis pecados

  4. jessica dice:

    realmente Dios es maravilloso!* que valiente, humilde e inigualable heroeo tenemos. =) bendeciidos!

  5. Segundo Ruben dice:

    He leido todo cuanto aqui se comenta sobre la crusificcion de Jesucristo, el es nuestro Dios creador y padre de nuesrtas vidas terrenales , que un dia no muy lejano aceptamos como seguidores de un ser tan especial y grandioso, nos dio la oportunidad de llevar una vida terrenal como para aprender todo aquello que nos hara grandes en el poster dia, y el padecio todo el dolor que ninguno de nosotros podria soportar, el quiso que su cuerpo se llevara todo el dolor del mundo por los pecados que el hombre mismo ha creado por su mal actuar, sin embargo el desea para nosotros todo lo bueno , por eso nos dio las escrituras como para que nos formemos de acuerdo a ellas para ser dignos de estar algun dia serca de el, se cuanto se a dicho sobre el quienes lo han entendido de corazon son verdad, mas quienes aun todabia no lo conosen y hablan mal, llegara el dia prometido para los que no creen, mientras que nosotros seremos apartados de los dias terribles de justicia.

  6. Anybeth Durini dice:

    Me llena de gratitud el saber que el Padre nos ama tanto, que fue capaz de dar a Su Hijo para expiar por mis pecados, ojalá pueda demostrar cada día lo agradecida que estoy…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.