Película Freetown: la historia de 6 misioneros que lucharon por sus vidas

abril 8, 2015 • Los Mormones • Views: 12644

Traduido por: Mila Vargas 

Freetown sigue la historia de fe y valor de los seis misioneros que, hallándose en una Liberia devastada por la guerra, escapan a Freetown, Sierra Leona, para continuar con su misión proselitista.

Balas van y vienen. Una guerra civil se encuentra en pleno apogeo. Pese a eso, seis jóvenes se desplazan sin arma alguna: usan el evangelio de Jesucristo como su única protección.

En 1989, en Liberia –país situado al oeste de África– seis misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se encuentran en medio de la guerra y se ven obligados a huir al país vecino, Sierra Leona, a fin de continuar sus misiones.

El film Freetown, la última entrega del director Garrett Batty (The Saratov Approach), se basa en hechos reales. Su fecha de estreno está prevista para mañana, 8 de abril.

Después de haber emigrado él mismo, el presidente de misión de los misioneros liberianos les pidió que hicieran lo que fuera necesario para mantenerse a salvo. Uno de ellos, Marcus Menti, compartió que el líder les dio la alternativa de quitarse las placas con los nombres y de usar ropa informal, pero los élderes se negaron.

En una proyección de la película realizada en Provo, Menti expresó: “Teníamos nuestro llamamiento pero no podíamos enseñar y la opción que se nos ofrecía era quitarnos nuestros ternos y placas… dejar de ser misioneros, dejar de enseñar. Recuerdo que pensé ‘No puede ser el fin. Éste no puede ser el panorama’.”

El film muestra el viaje de los seis misioneros previamente mencionados junto al chofer de un pequeño auto. Según Menti, eran en realidad ocho los misioneros, sin mencionar a una miembro de la Iglesia, los que iban apretujados en el vehículo que los llevaría a Sierra Leona para continuar sus misiones. En el camino, se toparon con líderes de la rebelión armados y en varias ocasiones tuvieron que, literalmente, correr por sus vidas.

Para Menti, ver la película lo ayudó a procesar la experiencia. Al respecto, contó que “fue tan vívido como cuando estaban en Liberia y Sierra Leona. He asistido a tres proyecciones y sólo en la última fui capaz de verla sin quebrarme. Quizá ésta es mi propia jornada terapéutica”.

La filmación de Freetown se llevó a cabo únicamente en el oeste de África. De hecho, sin mencionar al presidente de misión y de su esposa, todos los actores y miembros del reparto fueron africanos. En una entrevista acordada por Skype, Batty manifestó que fue muy especial cuando leyeron el guion con todo el equipo por primera vez. “Tras esa lectura, fuimos embargados por una emoción potente y tangible. Sin lugar a dudas la atribuimos al Espíritu presente, puesto que algunos actores habían vivido la historia en carne propia”.

Luego de eso, algunos compartieron su experiencia durante la guerra de Liberia, lo que motivó al equipo a mantenerse fiel y honrar esas vivencias en la producción cinematográfica.

Batty y el productor del film, Adam Abel (productor de “Santos y Soldados” y “Por Siempre Fuertes”) coincidieron en la elección de cada miembro del reparto. Sin saberlo, Abel y Batty seleccionaron a tres Santos de los Últimos Días. Uno de ellos era Bright Dodoo, un misionero retornado que sirvió en la misión Sudáfrica Capetown desde 2008 hasta 2010.

Respecto a formar parte del casting, Dodoo confesó: “Tras llegar de mi misión, le dije a mis amigos que si alguna vez me llamaban de nuevo a servir, lo haría gustoso. Es por eso que cuando tuve la oportunidad de retratar la vida de un misionero, no pude rechazarla”.

El ghanés Clement Amegayie, quien interpreta al Élder Nyanforth, también fue misionero pero en la misión Ghana Accra, cerca de sus raíces. “Durante la audición, vino a mi mente la razón por la que existen los compañerismos: siempre fue una gran responsabilidad para mí el proteger a mis compañeros y amigos”.

Cuando Batty y Abel escogieron los compañerismos, lo hicieron de forma similar a cómo operan los presidentes de misión. El director reveló que “fue increíble presenciar cómo funcionaba todo porque los actores realmente se metieron en los personajes. Por ejemplo, en las horas de colación, los compañerismos se mantenían juntos”.

Los mismos actores comentaron cómo las escenas que filmaban les parecían ultra reales. Alphone Menyo, quien interpreta al Élder Meyers, dijo que su parte favorita en el set fue cuando bautizó a una hermana. “Se sintió tan real, en ningún momento recordé que estaba en una película. Fue muy emotivo para mí”.

En otra escena, los élderes cantan un himno para llamar al Espíritu cuando emprenden una peligrosa caminata por territorio rebelde. “Mientras cantamos, sentí el espíritu aunque haya sido una grabación. Sin importar donde estés, si estás haciendo algo por Cristo, sin duda alguna tienes Su espíritu contigo”.

En efecto, el espíritu de fe, sinceridad y coraje era algo que Batty, Abel y el resto del equipo no estaba dispuesto a sacrificar.

Para las tomas aéreas, el equipo empleó una cámara dron. Cuando la estaban utilizando en una zona de cascada, debido a problemas técnicos con el dron, se estrelló contra la cascada y cayó al agua. En cuestión de segundos y sin que nadie se lo pidiera, uno de los miembros del staff se zambulló y sacó la cámara del fondo. Abel la puso a secar en un recipiente con arroz y la pudieron seguir usando por el resto de la película. “Fue uno de mis momentos favoritos. El hombre que saltó se llama Courage (Coraje), el que a mi parecer es un gran nombre, ya que salvó el día”.

Para agradecer al reparto, al equipo técnico y a los extras de la película, Abel y Batty volaron a África para presentar Freetown en una pantalla al aire libre en la localidad de Oyibi, en donde se filmó la mayor parte de la producción. Esto permitió que los habitantes de dicho pueblo vieran una película a la que de otra manera no habrían tenido acceso.

Menyo destacó: “Freetown es un proyecto extraordinario que nunca olvidaré porque la historia tiene que ver conmigo, es parte de mi vida”.

Para meterse en el personaje, Great Ejiro, quien encarna al Élder Forkpah, dijo haber aprendido a calmarse para actuar su parte. Aunque no sea miembro de fe mormona, reveló haber disfrutado el sentimiento que le dio el interpretar a un misionero cristiano. “Mi parte favorita es cuando tuve que usar la vestimenta de misionero, es decir, toda la película. Nunca había vestido así antes, por lo que fue una experiencia nueva y gratificante”. Además, considera que la película es, tanto para él como para los demás, un gran recordatorio para defender la causa de Cristo.

Ejiro finalizó expresando: “Las gente debería saber que si de verdad quiere hacer algo por Dios, habrá obstáculos. Pero superar dichos obstáculos significa que la palabra de Dios se extiende”.

Para averiguar en qué cines se proyectará Freetown, sigue el siguiente enlace Fandango.com

Tags: , , ,

3 Responses to Película Freetown: la historia de 6 misioneros que lucharon por sus vidas

  1. LORENA CORTES dice:

    Me parece genial la trama….. Realmente el evangelio requiere sacrificios, pero algunas personas están dispuestas a sobrepasarlos todos!!!
    Es maravilloso.

  2. José Leopoldo Ramos Ospino dice:

    «Yo me he embarcado en esta Obra, seguro de la verdad, porque Dios me ha llamado para hacerlo»
    De ahí que » La llave de la ciencia es la plenitud de las Escrituras» (Lucas 11:52. TJS Lucas 11:53)

    Nosotros juntos podemos disfrutar de los beneficios que Dios nos proporciona
    «Si yo no fuera mimbro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, me gustaría serlo»

    Con mucho cariño,
    José Leopoldo Ramos Ospino

  3. Claudia Solano García dice:

    Pueden decirme si se proyectará esta película en México por favor? y cuándo?, me encantaría verla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *