Mormonismo – La importancia de la Pascua

La Pascua es una celebración de la resurrección del Salvador, Jesucristo, y Su victoria sobre la muerte. Los mormones, o miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, creen que la victoria del Salvador sobre la muerte se extiende a todos nosotros, por lo tanto el “aguijón de la muerte es consumido en Cristo” (Mosíah 16:8).

El presidente Ezra Taft Benson, entonces profeta de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también erróneamente llamada la Iglesia Mormona, dijo en 1992:

“Los más grandes acontecimientos de la historia son las que afectan al mayor número de personas por los períodos más largos. Según esta norma, ningún suceso puede ser más importante para las personas o naciones que la resurrección del Maestro. La resurrección literal de cada alma que ha vivido y muerto en la tierra es una certeza…. No hay nada de más absoluta universalidad que la resurrección. Todo ser viviente resucitará“.

cristo-maria-jardín-sepulcro-mormonLos mormones creen que somos hijos espirituales de nuestro Padre Celestial, que Él tiene un plan para nosotros y que vivimos con Él antes de nacer. La resurrección de Jesucristo es un componente esencial para el plan de nuestro Padre Celestial.

“Así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1 Corintios 15:22, Biblia en línea).

Lehi, un profeta del Libro de Mormón que llevó a su familia de Jerusalén a la tierra prometida en las Américas, enseñó: “Adán cayó para que los hombres existiesen; y son los hombres para que tengan gozo. Y el Mesías vendrá en la plenitud de los tiempos, a fin de redimir a los hijos de los hombres de la caída” (2 Nefi 2:25-26).

La muerte, la separación del espíritu del cuerpo, es una de las consecuencias naturales de la caída de Adán. Pero a través de la resurrección del Salvador, toda persona que haya vivido en la tierra tendrá su espíritu reunido con su cuerpo en un estado perfecto, inmortal. (Véase Alma 11:42-45).

“No hay nada más universal que la muerte, ni nada más luminoso y lleno de esperanza y de fe que la promesa de la inmortalidad. La desolación que deja la muerte de una persona, la aflicción que sobreviene tras el fallecimiento de un ser querido, sólo son mitigados por la certeza de la resurrección del Hijo de Dios en aquella mañana de la primera Pascua”, dijo el presidente Gordon B. Hinckley, entonces profeta de la Iglesia de Jesucristo en 1996. “¿Qué significado tendría la vida sin la realidad de la inmortalidad? De no ser así, la vida no sería más que un triste trayecto, un ‘ganar y gastar’, sólo para terminar en un total y desesperanzado olvido”.

Pero es difícil hablar de la resurrección del Salvador sin mencionar el resto de Su sacrificio expiatorio, venir a la tierra, sufrir el castigo por nuestros pecados y Su muerte en la cruz (Leales a la fe). La expiación es la “expresión suprema del amor de nuestro Padre Celestial tiene para nosotros” y “la mayor expresión del amor del Salvador por el Padre y por nosotros” (Leales a la fe). (Ver también Juan 3:16, 15:9-13, Biblia en línea.)

Y a través de la expiación de Cristo toda la humanidad tiene la oportunidad, de acuerdo a su fidelidad, de regresar a nuestro Padre Celestial y disfrutar de sus bendiciones eternas.
“Escuchad al que es vuestro intercesor con el Padre, que aboga por vuestra causa ante él, diciendo:… por tanto, Padre, perdona a estos mis hermanos que creen en mi nombre, para que vengan a mí y tengan vida eterna” (Doctrina y Convenios 45:3-5).

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6, Biblia en línea).

“no se dará otro nombre, ni otra senda ni medio, por el cual la salvación llegue a los hijos de los hombres, sino en el nombre de Cristo, el Señor Omnipotente” (Mosíah 3:17).

Para los mormones, “conmemoramos el milagro del sepulcro vacío” (Presidente Hinckley) en la Pascua, así como los sacrificios del Salvador que llevaron a este día de gloria y la esperanza que trae para toda la humanidad.

Este artículo fue escrito por Lisa Montague, miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Recursos adicionales:

Más sobre Jesucristo en el mormonismo

La Santa Biblia en el mormonismo

Los mormones contestan preguntas difíciles

lmontague – que ha escrito 5 artículos sobre los mormones.

2 Responses to Mormonismo – La importancia de la Pascua

  1. Marcela Torres dice:

    Doy gracias a DIOS a mi eterno padre ya que me dio la oportunidad de conocer su iglesia restaurada, me dio la oportunidad de volver a nacer de tener una familia eterna de ser feliz. A largo de estos 8 años de ser miembro de la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días e llegado comprender el valor de las almas que para nuestro creador todos sus hijos son especiales.Doy gracias por su hijo Jesucristo por su expiación acto de amor extraordinario ya que siempre el tendrá su corazón abierto, sus manos entendidas para que vallamos a el y en el podamos descargar todas nuestra cargas, trabajando constantemente por efectuar un cambio de corazón para algún día llegar a ser como el…

  2. erik dice:

    quisiera saber mas sobre el libro de Mormon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.