¿Porque deberías hablar con los misioneros mormones?

julio 11, 2014 • Uncategorized • Views: 3443

1535429_716618215057633_1964768336_n

misioneros mormones

Mandato divino

Cuando aquella mañana del primer día de la semana, en el meridiano de los tiempos, aquellos discípulos fueron testigos de aquel maravilloso acontecimiento, como la resurrección de Cristo en Galilea, cada uno de ellos fueron testigos de las palabras de su Salvador y Maestro antes de ascender al cielo y despedirse de ellos, cuando dijo:

“Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:19-20).

misioneros-mormones-embajadores-Señor

Desde aquel momento recibieron el mandato de que fueran, enseñaran e hicieran discípulos (persona que aprende bajo la dirección de un maestro) a todas las naciones como Él lo había hecho con ellos. Se podría pensar que aquellas palabras que resonaron en oídos de aquellos apóstoles dejarían de ser importantes para el mundo de la actualidad. Sin embargo, no es así, esas palabras aún resuenan y seguirán resonando para el mundo, y para hoy en día todos y cada uno de los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que con 83,035 misioneros de todas las nacionalidades por todo el mundo, sigue cumpliendo con aquel mandato de Jesucristo, considerado la obra misional, y  definida como:

 

“Dar a conocer el Evangelio de Jesucristo mediante la palabra y el ejemplo” (Obra misional, GEE).

Y aunque el andar de jóvenes y señoritas de entre 18 y 25 años, vestidos formalmente, con camisa y corbata, y distinguidos por una placa en color negro con el título de “Élder” o “Hermana”, continuado por su apellido, que caminan de 2 en 2 por las calles de sus ciudades es a veces desconocido, ellos cumplen con el mandato de “… i[r] y hace[r] discípulos a todas la naciones…” como en la antigüedad lo hicieron, desde Jesucristo, hasta a aquellos apóstoles y profetas, su labor es voluntaria y sin ningún goce de sueldo.

“Invitan a las personas a venir a Cristo al ayudarles,  a que reciban el evangelio restaurado mediante la fe en Jesucristo y su expiación , el arrepentimiento , el bautismo, la recepción del don del espíritu santo y el perseverar hasta el fin”.

¿Por qué escucharlos?

misioneros mormoens predicando el evangelio

Y aunque el cumplir con ese mandamiento sería suficiente motivo para escucharlos, ellos tienen aún más cosas preparadas para usted.

Le enseñarán la manera de acercarse a Dios por medio de la oración (Mateo 7:7-11), conocer sus verdades citadas por profetas de la antigüedad, en escrituras (Juan 5:39) como el Libro de Mormón y la Biblia. Le enseñarán los primeros principios que nos ayudarán a llegar de regreso a la presencia de Dios, como la fe (Hebreos 11:1). Que por medio del arrepentimiento cualquier pecado que pudiese “manchar nuestras vidas como el rojo carmesí, llegara a ser como la blanca lana”, (Isaías 1:18). Y después de hacerlo y realizar los cambios necesarios, podremos tomar la llave del bautismo, para heredar el reino de Dios (Juan 3:5), recibir el Don del Espíritu Santo (Mateo 3:16), que será nuestra guía, nos enseñará y recordará las cosas que debemos hacer(Juan 14:26).

Le enseñarán del maravilloso plan conocido como  “El Plan de Felicidad”, comenzado desde los cielos donde se nos escogió antes de nacer (Efesios 1:3-4). También le dirán que nuestra vida solo es un proceso en el cual debemos prepararnos para comparecer ante Dios (Alma 34:32). Le testificarán de aquel gran acto amor conocido como la “Expiación”,  de un Padre celestial, que amó y ama tanto al mundo que dio a Su Hijo en sacrificio para salvar al mundo (Juan 3:16-17). Le enseñarán de aquella maravillosa visión de un joven (José Smith-Historia 1:16-17) que dio el inicio a la restauración del evangelio predicha que sucedería antes de la Segunda Venida de Cristo (Hechos 3:20-21).

Pero sobre todo le ayudarán a comprender que la única manera de llegar a conocer y tener la certeza de esas verdades será preguntando a Dios por medio de una oración y Él nos hará conocer esas verdades preciosas (Santiago 1:5).

Y aunque puede ser grande el temor en llegar a escuchar a esos 2 jóvenes o señoritas, el Elder Richard C. Edgley en el año de 1996 testificó que estos misioneros no tienen ninguna intención de quitar ninguna verdad y principios que han guiado a muchos de ustedes a llevar una vida recta y devota, sino ellos llegan a sus ciudades, colonias y casas a presentarles evidencias adicionales de cada una de las cosas que les han llevado a vivir una vida recta (nos interesamos tanto por ustedes que les enviamos solo lo mejor). Por eso y muchas cosas más, invitamos a toda persona donde quiera que se encuentre a escuchar a estos jóvenes conocidos como “misioneros mormones” y a comprender por qué como miembros de la Iglesia consideramos que… “nos interesamos tanto por ustedes, que les enviamos solo lo mejor”.

 

Lehi Vega

Soy Lehi Vega, tengo 24 años y vivo en México. Soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días desde mi infancia y serví una misión en Perú. Soy segundo consejero de la organización de Hombres Jóvenes del Barrio Tecnológico, de la Estaca Celaya. Me encanta la música y cantar, así como correr y e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *