Miss Teen Nevada dice el mormonismo «trae luz a todo»

marzo 29, 2014 • Acerca de los mormones, Jóvenes mormones • Views: 2129

Una adolescente impulsada y motivada, Audrey Denison de Las Vegas, Nevada ganó el título de Miss Teen Nevada en el 2010.

A menudo la gente me pregunta por qué hago desfiles. Lo hago porque en cada entrevista que he estado, desde los 16 años, dio lugar a un trabajo. Cada desfile en el que he competido resultó darme un amigo de toda la vida que me ha cambiado para mejor, y cada vez he avanzado más segura, decidida y lista para enfrentar el futuro… El verdadero carácter es ser feliz por quienquiera que gane, a veces es su año a veces no lo es. A veces, es hora de seguir adelante y, a veces es el momento de entrar en todo su esplendor.

Búsqueda de Audrey por una iglesia

Bello-plan-de-DiosDespués de graduarse de la escuela secundaria, Audrey estudió en la Universidad George Mason en Virginia. Criada por su madre cristiana en la fe bautista, Audrey trató de comprender el papel de la religión en su vida y encontrar una iglesia a la cual asistir. Ella asistió a casi todas las iglesias cristianas disponibles en el área. Una gran congregación le recordó a Audrey de su iglesia en casa, con miles de asistentes, en la que podía adorar en relativo anonimato. Sin embargo, todavía se sentía inquieta espiritualmente. Un día, mientras estaba en línea, Audrey visitó el sitio mormon.org y solicitó la visita de los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (a menudo inadvertidamente llamada la Iglesia Mormona). Ella había asistido a La iglesia de Jesucristo con un amigo de la secundaria y decidió aprender más acerca de esa iglesia.

Echa un vistazo a la página mormon.org de Audrey.

El Evangelio de Jesucristo

Los misioneros visitaron a Audrey y comenzaron a enseñarle el Evangelio restaurado de Jesucristo. Los Santos de los Últimos Días o mormones, creen en Dios el Eterno Padre, en Su Hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo. Invitan a todos a fortalecer su relación con Dios a través de la fe, el arrepentimiento, el seguir el mandamiento del Salvador de ser bautizado por inmersión por alguien que tiene la autoridad apropiada, y recibir el Espíritu Santo como compañero constante. Los mormones defienden la oración diaria y estudio de las Escrituras, y asisten a la Iglesia semanalmente para participar de la Santa Cena o Comunión. Los mormones creen que la Biblia es la palabra de Dios como Su primer testamento al mundo. Los mormones también creen que el Libro de Mormón es la palabra de Dios y se erige como otro testimonio de la divinidad de Jesucristo, y es un registro del pueblo de Dios en el continente americano. Los mormones creen que Dios habla a la humanidad hoy en día a través de los profetas vivientes, comenzando con el profeta José Smith en la década de 1800.

Después de estudiar los principios de la religión y el deseo de obedecer el mandamiento de Dios de ser bautizado, José Smith leyó a Santiago 1:5. «Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche». Animado por la promesa de Dios de contestar su oración sincera, José se arrodilló en un bosque de árboles para preguntar a Dios a qué Iglesia debía unirse.

José registró:

primera-vision-jose-smith-mormonVi una columna de luz, más brillante que el sol, directamente arriba de mi cabeza; y esta luz gradualmente descendió hasta descansar sobre mí… Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo! (Véase José Smith-Historia 1:16-17.)

¡Dios el Padre Eterno y Su Amado Hijo Jesucristo se aparecieron a José Smith! Ellos le dijeron a José que no se uniera a ninguna iglesia, que el Evangelio en su integridad no se encontraba en la tierra y necesitaba ser restaurada. Dios se reveló a José Smith y llamó a José para ser un profeta. José entonces enseñó a otros la verdadera naturaleza de Dios, que Él es un ser resucitado de carne y hueso, que Él y Jesucristo son dos personajes distintos, y que Dios todavía quiere guiar a sus hijos hoy en día.

Dios Contesta las Oraciones

Audrey estudió con los misioneros, y a través de sus fervientes oraciones, sintió que el Espíritu Santo le confirmaba que La Iglesia de Jesucristo es la verdadera iglesia. Ella quería ser bautizada. Cuando le dijo a sus padres de su deseo de ser bautizada, le pidieron posponer el bautismo durante al menos un año para tener la certeza de su testimonio. Ella aceptó su consejo y pospuso su bautismo.

Durante las vacaciones de verano, regresó a Las Vegas, pero no continuó asistiendo a la Iglesia. Audrey sintió un hueco en su vida. Cuando regresó a George Mason, ella comenzó a reunirse con los misioneros de nuevo. Los misioneros que conocía habían sido trasladados a otras zonas y no sentía la misma conexión con los nuevos misioneros. La nueva fe de Audrey luchó.

Esa noche me puse de rodillas y le dije a nuestro Padre Celestial que me había reunido con los misioneros. Derramé mi corazón y le dije la única manera en que yo iba a seguir investigando es si uno o ambos de mis misioneros originales volvieran a enseñarme…

Ella decidió mudarse al otro lado de la ciudad, lo que la puso en un nuevo barrio de los Santos de los Últimas Días (congregaciones mormonas que están basados geográficamente). ¡Milagrosamente, uno de sus misioneros anteriores estaba en su barrio! En dos semanas, el otro misionero fue transferido al barrio. Dios respondió a su oración específica en una forma muy específica (y sorprendente para quienes están familiarizados con la obra misional).

Cuando demostramos al Señor que estamos dispuestos a vivir para Él, Él coloca a las personas en nuestro camino para guiarnos y ayudarnos. Muchos eventos ocurrirán para ayudarnos a alcanzar nuestras metas. Algunos pueden llamarlas una coincidencia. Yo sé que no es solo eso.

Audrey fue bautizada el 21 de enero de 2012 y decidió ese día servir en una misión. Ella se encuentra actualmente en el Centro de Capacitación Misional de Provo, se prepara para servir en la Misión Vancouver Washington.

Testimonio de Audrey

No quiero vivir para ser sólo una mormona, quiero ser una mormona que lleva la luz a todo lo demás que hago. Podemos buscar la felicidad en el mundo, y por un tiempo puede funcionar. Si buscamos la felicidad en este evangelio, no se apagará, sino sólo crecerá más fuerte.

Yo no quiero ir sola a través de los movimientos. No quiero mirar atrás y desear haber servido mejor al Señor o haber abierto los ojos a los milagros que suceden a mi alrededor.

Sé que esta iglesia es verdadera, pero no porque los dos misioneros me lo dijeron. Sé que esta iglesia es verdadera porque me tragué mi orgullo. Me humillé. Pasé incontables noches de rodillas en oración preguntando al Señor si era cierto. He escuchado las enseñanzas del presidente Monson. He leído el Libro de Mormón. Esta iglesia ha cambiado mi vida para siempre.

No quiero volver a ser mediocre. No quiero volver a mirar hacia atrás en mi vida y desear haber amado más profundamente o haber servido mejor. Esta iglesia me ha enseñado a mirar a la gente y ver su potencial divino. Estoy muy agradecida por mis hermosos padres, mi maravillosa familia, y toda la gente maravillosa que me han ayudado a llegar a este punto de mi existencia terrenal.

Entregue su vida a Dios. A cambio le bendecirá más allá de lo que jamás hubiera soñado. El plan de Dios para nosotros es mucho más hermoso que cualquier plan que nuestra mente haya podido conjurar. 

¿Quiere saber más acerca de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días? Por favor, visite mormon.org y solicite una visita de los misioneros mormones.

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *