Ser una mujer mormona: 5 maneras que mi condición de mujer me da un propósito

mayo 29, 2014 • Uncategorized • Views: 3117

No sé lo que usted ha oído hablar de las mujeres mormonas. Usted puede pensar que somos oprimidas o ciudadanas de calidad inferior en nuestra cultura, pero estaría equivocado. Soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (religión a menudo referida inadvertidamente como la Iglesia Mormona), y ser una mujer mormona significa que participo en una religión cuyas mujeres defienden su doctrina y destacan su influencia y poder único. Mi condición de mujer mormona es parte integral de mi identidad en general y me dirige en mi propósito aquí en la tierra.

  1. Propósito en mi comunidad religiosa

propósito-en-la-sociedad-de-Socorro

La Iglesia de Jesucristo es el hogar de la organización más grande de mujeres en el mundo, la Sociedad de SocorroSegún la Iglesia, el propósito de la Sociedad de Socorro es «[preparar] a las mujeres para las bendiciones de la vida eterna al ayudarlas a aumentar su fe y rectitud personal, a fortalecer a las familias y los hogares, y ayudar a los necesitados».

La Sociedad de Socorro ofrece innumerables oportunidades para servir. Las Maestras visitantes es un programa dentro de la Sociedad de Socorro que permite a las mujeres conectarse entre sí de forma individual para evaluar las necesidades temporales, espirituales, emocionales, e incluso a veces físicas de cada una. Muchas mujeres están llamadas a servir en varias capacidades dentro de la Sociedad de Socorro, y muchas otras son llamadas a servir en Mujeres Jóvenes, una organización para adolescentes, o en la Primaria, organización de los niños. Dentro de la organización de la iglesia se necesitan mujeres para servir a mujeres y a niñas de todas las edades.

He encontrado personalmente gran propósito en mi participación dentro de la Sociedad de Socorro. Gracias a la Sociedad de Socorro, he encontrado una mayor necesidad y el poder para salir de mí misma, para conectarme con otras. La Sociedad de Socorro tiene el potencial de ser una hermandad real y vinculante, y exige de las mujeres mormonas como yo de estar al tanto de otras mujeres y estar dispuestas a servir y escuchar. La Sociedad de Socorro no sólo me enseña mis responsabilidades como mujer mormona, sino también me da las herramientas para buscar el poder y la fuerza necesaria para cumplir esas responsabilidades.

2. Propósito en la revelación personal

revelación-personal-de-la-mujer

Una de las características notables de La Iglesia de Jesucristo es que no se necesita una figura de autoridad para conectarse personalmente y comunicarse con Dios. Cada miembro, hombre, mujer y niño, se anima a desarrollar su propia relación personal con el Padre Celestial y el Salvador.

Aunque, las mujeres no son ordenadas poseedoras del sacerdocio (autoridad para actuar en nombre de Dios), se espera que busquen revelación personal de Dios. La revelación personal se comunica a través el Espíritu Santo. Debido a esto la responsabilidad personal que tengo, lo encuentro con un gran propósito en el desarrollo de mi propia relación con el Padre Celestial. He llegado a saber cómo Él me habla y cómo me influye. Por medio de la revelación personal he aprendido más sobre mi propia misión personal en esta tierra. Me encanta saber que no importa dónde estoy, puedo comunicarme con Dios y buscar la revelación que necesitaba de Él.

3. Propósito en la Casa y Vida Familiar

Los valores de La Iglesia de Jesucristo no a menudo se alinean con los roles tradicionales de género, pero ni los hombres ni las mujeres se limitan a esos roles. En realidad, he encontrado una gran comprensión en el estudio de la doctrina de la familia. La Iglesia de Jesucristo publicó una declaración en 1995 sobre el papel importante que tienen los padres en la familia. La familia: Una proclamación para el mundo afirma que no sólo es «el matrimonio entre un hombre y una mujer… esencial para Su plan eterno», sino también que «La madre es principalmente responsable del cuidado de sus hijos». El documento también señala que «el padre y la madre, como compañeros iguales, están obligados a ayudarse el uno al otro», esta frase clave indica que en muchas familias, los roles de esposos y esposas se superponen para llenar las necesidades específicas de esa familia.

familia-de-la-mujer-mormona

Saber que estoy diseñada como una mujer para ser más eficaz e influyente en la casa me da un mayor conocimiento de mi propósito individual. He descubierto talentos que puedo utilizar para construir y fortalecer mi hogar y familia, y he encontrado un gran poder en mis esfuerzos con mi esposo para construir un hogar fundado en la doctrina de Jesucristo. También tengo talentos que no se limitan a la casa, pero que se pueden utilizar para servir a los que están fuera de mi casa y ayudar a mantener a nuestra familia. Con la dirección del Espíritu Santo puedo encontrar un equilibrio entre el cumplimiento de mis responsabilidades en el hogar y el desarrollo y uso de mi talento fuera de la casa también. Cuando arraigo mis esfuerzos en la construcción de mi casa, mi propósito allí y en otros lugares se hace claro para mí.

4. Propósito y Asociación en mi matrimonio

esposos-mormones

La Iglesia de Jesucristo da mucho valor al matrimonio. Para los mormones sellados en el templo, el matrimonio tiene el potencial para continuar por toda la eternidad. Las promesas que he hecho a Dios y a mi esposo en el templo me dan una perspectiva eterna y un mayor compromiso. La doctrina mormona enseña que ningún hombre o mujer puede alcanzar el grado más alto de los cielos sin un matrimonio eterno donde ambos se necesitan mutuamente. Encuentro un propósito en mi identidad como mujer mormona sabiendo que en mi matrimonio me necesitan de una manera muy singular y específica.

No todo hombre o mujer encontrarán a alguien para casarse en esta vida, y eso está bien. El Señor finalmente dará a cada uno de Sus hijos las oportunidades que necesitan para hacer esas promesas sagradas y aceptar Su Evangelio. En mi matrimonio en este momento, sé que como mujer puedo ofrecer algo muy específico y singular a mi matrimonio. Los hombres y mujeres tienen diferentes fortalezas y diferentes roles dentro del evangelio de Jesucristo, y ambos de estos papeles se necesitan para realizar las más amplias bendiciones que el evangelio puede ofrecer. Mi esposo y yo estamos aprendiendo a trabajar juntos para crear un hogar tranquilo y feliz. Algunas familias mormonas están encabezadas por un solo padre, y eso está bien. A estas familias nunca se les negará la misma paz, consuelo y orientación que las familias con dos padres pueden lograr. Una vez más, a cada hombre y cada mujer se le dará la oportunidad de elegir un matrimonio eterno, incluso si eso no sucede en esta vida.

5. Propósito en servir y ministrar

Ser una mujer mormona ya me da un montón de oportunidades para servir a los demás. Yo sirvo en un llamamiento en mi Iglesia, hago visitas mensuales a dos o tres mujeres en el barrio, y soy voluntaria para ayudar en eventos de la iglesia. La Iglesia de Jesucristo da a sus miembros todas las oportunidades para servir a los demás. Esta multitud de opciones de servicios de ayuda me ponen en una mentalidad de servir. Me parece que, debido a mi participación en la Sociedad de Socorro y en mi casa con mi familia, soy más consciente de los demás y más sensibles a las oportunidades para ministrar a aquellos que necesitan ayuda y apoyo.

Mi condición de mujer mormona impulsa una conexión con los demás, y he sido capaz de utilizar esa conexión para llegar a los demás y a su vez encontrar apoyo en aquellos momentos en los que más lo necesito. Encuentro propósito en las relaciones semejantes a Cristo que he forjado con hombres, mujeres y niños que me rodean. Arraigo mi identidad como mujer mormona en mi relación con Jesucristo, y que a su vez me dirige en todos los demás aspectos de mi vida. Jesucristo me da un propósito y la convicción interior de que puedo estar facultada para cumplir con ese propósito como mujer y como Su discípulo.

Para más contenido sobre las mujeres mormonas visite mujeresmormonas.com/  y mujeresjovenesmormonas.com

Author

Charlotte Wilson

Description

Ser una mujer mormona da a mi vida dirección y propósito, y usted puede encontrar la misma guía en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Charlotte Wilson

Charlotte se graduó de la Universidad Brigham Young, con una licenciatura en inglés, con un énfasis en la edición. Durante su educación se internó en el Instituto A.Maxwell Neal por una beca religiosa, Publicaciones BYU, y la revista New Era. Actualmente, Charlotte vive en Portland, Oregon, con su esposo e hijo. Ella es una ama de casa y madre, y ha sido capaz de continuar escribiendo al mantener un blog personal (smallandtrivial.blogspot.com).

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *