7 formas en la que la ciencia de la felicidad apoya al Evangelio

noviembre 28, 2014 • Acerca de los mormones, Los Mormones, mormonismo • Views: 2804

«La felicidad es el objeto y el propósito de nuestra existencia; y será el fin de ella si seguimos el camino que conduce a ella», dijo el profeta José Smith. Recientemente, el campo emergente de la psicología positiva ha comenzado a formar una opinión concreta sobre cómo luce ese camino en la práctica.

¿Los resultados de la psicología positiva están de acuerdo con el evangelio? ¿Hay algo que nosotros como miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días podemos aprender con el fin de aumentar nuestro nivel de felicidad? Echemos un vistazo:

  1. Relaciones

jóvenes-adultos-escalandoLos estudios demuestran que las relaciones se correlacionan con mayores niveles de felicidad. Algunos estudios indican que tener al menos una relación de alta calidad es esencial para evitar la soledad, y que las personas que tienen amigos aún pueden sentirse solas si no tienen tal relación.

Esto puede parecer algo obvio para los miembros de la Iglesia. Los dos grandes mandamientos enseñados por Jesús se relacionan directamente con las relaciones: amar a Dios y amar a nuestro prójimo   (Ver Mateo 22: 37-39). Por lo tanto, en el Evangelio, las relaciones siempre son lo primero.

También sabemos que la vida eterna es conocer a Dios, y a Jesucristo, a quien Él ha enviado (Juan 17: 3).  En esencia, Dios define la vida eterna como una relación.

Por último, la necesidad de tener al menos a un buen amigo con quien uno comparta de todo su ser se cumple en un matrimonio eterno, donde se espera que los esposos compartan tanto entre sí que lleguen a convertirse en «una sola carne» (Marcos 10:7-8).

Es fácil decir que este hallazgo científico concuerda con lo que hemos aprendido en el Evangelio.

  1. Cuidado

centro-cuidado2El cuidado de los demás está relacionado con un aumento de emociones positivas.  Recibir cuidado compasivo también parece mejorar la salud de una persona enferma.

Este hallazgo no necesita mucha elaboración. En la Iglesia, se nos ha enseñado que cuando nos sentimos mal,  debemos olvidarnos de nosotros mismos e ir a trabajar en el servicio a los demás. Tal vez es el olvidarse de sí mismos que permite las emociones positivas que los científicos han descubierto.

 

La idea de que recibir cuidado compasivo tiene un efecto en la recuperación de una persona de una enfermedad física parece natural dada nuestra creencia en la unión del cuerpo y el espíritu, lo cual será tratado con más detalle a continuación.

  1. Ejercicio

ejercicio2El ejercicio tiene relación con efectos positivos, incluyendo una disminución en los síntomas depresivos .

Como miembros de la Iglesia, tenemos una perspectiva espiritual única en la conexión del cuerpo y el espíritu. La Doctrina y Convenios dice que el «espíritu y el cuerpo son el alma del hombre» (D. y C. 88:15 ), y que «espíritu y elemento, inseparablemente unidos, reciben una plenitud de gozo» (D. y C. 93:33).

La Palabra de Sabiduría nos enseña que las bendiciones del cuidado de nuestros cuerpos no son sólo físicas, sino espirituales. Los miembros de la Iglesia probablemente no estarán sorprendidos por este descubrimiento científico.

  1. Flujo

violinista2

El flujo es un estado de concentración y alegría que se produce cuando nos involucramos en actividades desafiantes que se adaptan bien a nuestro conjunto de habilidades. Por ejemplo, un atleta o músico bien entrenados a veces experimentan estar «en la zona». El tiempo parece ir más despacio, y el desempeño parece ocurrir de forma natural y sin coacción.

La experiencia frecuente de flujo se asocia con mayores niveles de autoestima.

A primera vista, puede parecer que la Iglesia desalienta el flujo. La naturaleza de los llamamientos de la Iglesia parece ser que somos llamados a algo para lo cual tenemos muy poca habilidad, puestos libremente con poca o ninguna capacitación, y luego somos relevados justo antes de empezar a sentirnos cómodos. En lugar de flujo, puede ser que más a menudo sintamos frustración. Sin embargo, el evangelio no sólo se trata de llamamientos en la Iglesia.

El Señor deja en claro que los miembros de la Iglesia deben «hacer muchas cosas de su propia voluntad y efectuar mucha justicia» (Doctrina y Convenios 58:27) .En nuestros propios esfuerzos no asignados de servir a los demás, ¿por qué no habríamos de escoger algo para lo que teníamos las habilidades apropiadas, algo en donde pudiéramos experimentar la alta productividad asociada con el flujo?

Después de todo, deberíamos estar tratando de ayudar realmente a los demás, en lugar de centrarnos sólo en nuestro propio autodesarrollo. La clave está en elegir algo en lo que somos buenos que a la vez sea un desafío suficiente como para producir flujo.

  1. Compromiso espiritual y significado

Bendiciendo-la-Santa-Cena2Un grupo sólido de investigación ha descubierto una asociación entre la religión, la espiritualidad y la felicidad.  Los investigadores tienen la hipótesis de que un sentido más profundo de significado, una comunidad solidaria y la práctica de la oración (o meditación) se encuentran entre los posibles motivos de esta correlación.

En esencia, esta es la razón por la que enviamos misioneros a traer a las personas a la Iglesia de Jesucristo: Para que así  puedan iniciar una relación personal con Dios (la oración), encontrar respuestas a las preguntas más profundas de la vida (significado), y llegar a ser «conciudadanos con los santos, y miembros de la familia de Dios «(comunidad; Efesios 2:19 )

Este hallazgo encapsula muchos de los propósitos centrales de la Restauración del Evangelio.

  1. Fortalezas y virtudes

tareaHay evidencia de que las personas que descubren y utilizan sus fortalezas y virtudes únicas son más felices.  Elegir trabajos o pasatiempos que utilicen nuestros puntos fuertes puede dar lugar a que nuestra felicidad aumente.

Una vez más, a primera vista puede parecer que la Iglesia a menudo viola este principio al facilitar el enfoque en nuestras debilidades, y en corregirlas a través del arrepentimiento. De hecho, incluso el Señor dice en el Libro de Mormón que a medida que nos acercamos a Él nos»mostrará» nuestra debilidad (Éter 12:27).Ciertamente, trabajar en nuestras debilidades es parte del evangelio.

Sin embargo, también tenemos dones. Algunos se enumeran en nuestra bendición patriarcal. Otros tenemos que descubrirlos. Las Escrituras dicen que «a cada uno se le da un regalo por el espíritu de Dios» (Doctrina y Convenios 46:11).

Es probable que los dones mencionados en nuestra bendición patriarcal y los que uno descubre se relacionen directamente con servir a los demás. Encontrar oportunidades para usar esos dones es una parte importante en nuestra búsqueda de la felicidad.

  1. Gratitud y optimismo

amanecerEstas dos cualidades también se asocian con la felicidad.  Se ha demostrado que el optimismo protege contra la depresión y otros problemas de salud, y que se correlaciona con la alta autoestima y la satisfacción de la vida. La gratitud se asocia con un aumento de emociones positivas y una mayor felicidad, y también hay evidencia de que se asocia con la sensación física agradable.

Recientemente, el presidente Uchtdorf dijo que «el corazón agradecido es el padre de todas las virtudes».  Esto sugiere que también puede ser el padre de la felicidad.

Piense al respecto: la gratitud es reconocer el bien que Dios ha hecho en nuestras vidas. A través de la gratitud, reconocemos el valor de nuestras fortalezas, nuestras relaciones, y las bendiciones del Evangelio. Parece probable que la gratitud sea la llave para abrir todos los demás caminos hacia la felicidad.

El optimismo también ha sido enfatizado por los profetas modernos , especialmente el presidente Gordon B. Hinckley. El presidente Thomas S. Monson ha dicho, «el futuro es tan brillante como su fe».  Probablemente no sea una exageración decir que la fe y el optimismo están firmemente conectados.

 

¿Ha aprendido algo de la ciencia?

 

Traducción de artículo de Jesse Bardsley, publicado originalmente en lds.net

Tags: , , ,

One Response to 7 formas en la que la ciencia de la felicidad apoya al Evangelio

  1. aurelii villalvazo pulido dice:

    Gracias jesse por traducirnos y enviarnos estos mensajes que nos ayudan a comprender mejor y a dar mejores respuestas a la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *