La fe detrás del éxito: Una vida providente y en autosuficiencia

mayo 18, 2014 • Creencias básicas mormonas, mormonismo • Views: 5591

Por Reinaldo Mendoza

autosuficiencia¿Puede un hombre ser movido por la fe para alcanzar sus éxitos personales tanto en las cosas temporales como espirituales?. La historia de gente exitosa por lo general está unida al compromiso personal del logro. En este sentido, se puede determinar que existe la convicción de alcanzar algo por causa de una motivación especial.

Con la mirada puesta en el éxito, pero movidos por la fe, los fieles conversos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, identificados como mormones, son instruidos para llegar hasta donde su potencial divino les permite.

Tras la Restauración del Evangelio, muchas fueron las muestra de ahínco, determinación y fidelidad que demostró José Smith, el profeta de la Restauración, siguiendo los mandatos del Señor Jesucristo y quien no dudó en hacer Su voluntad aunque ello le costara la vida misma.

Otros hombres y mujeres sufrieron por la misma causa y mientras seguían al profeta Smith. Tras haber sido asesinado, junto a su hermano Hirum Smith, mientras se encontraban presos en la cárcel de Cartage, los santos siguieron  a aquél que por el orden establecido de Dios debía ser la guía entre Su pueblo: el profeta Brigham Young.

Ya el pueblo mormón organizado, desde que se organizó La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en 1830, demostró su estricticidad para la ejecución de obras y para el establecimiento de Sión.

Las construcciones de sus casas, la dedicación al trabajo y la industriosidad mostraban un pueblo diferente, donde la barbarie no era la imagen predominante, sino más bien la imagen de siervos del Señor Salvador Jesucristo, amorosos, respetuosos y dignos de llamarse pueblo de Dios.

Fue desde el principio de la Restauración que el Señor dio instrucción de orden y progreso entre Su pueblo. Los profetas solo se encargaron de enseñar los principios correctos y el pueblo, solo, se gobernaba.

Esta idea divina de la autosuficiencia tanto en asuntos temporales como en los espirituales venía de los cielos para mostrar al pueblo la vía correcta para encontrar el gozo en este tiempo y siendo sus propios agentes elegir adecuadamente para alcanzar el éxito de la eternidad con Dios.

Es de desatacar que en el éxodo de los pioneros, éstos hombres, mujeres y niños debieron padecer toda clase de dolor y pesar. Enfermedades, hambre, peligros, desesperación y toda clase de pruebas llegaron a estos fieles que seguían una fe y buscaban el éxito.

El objetivo era llegar a esa tierra prometida que les permitiera vivir felices en su fe y siguiendo lo que sabían por sí mismos que era verdad. Muchos murieron en esta travesía, y a pesar de no llegar a su destino temporal, su éxito es notorio puesto que estaban en lo correcto y seguía al líder correcto, bajo la inspiración correcta.

Cuando el profeta Young manifestó que un desierto árido y sin aparente futuro era la tierra que ellos buscaban, los santos solo procuraron poner sus hombros a la lid y comenzar a trabajar para hacer de esa tierra su hogar. Allí se establecieron, al lado de un lago de unos 4 mil 400 kilómetros, totalmente salado. Era realmente una tierra inóspita, pero allí sería su hogar.

En ese lugar se abrió paso a la construcción de una ciudad pujante, majestuosa y estandarte de la fe verdadera: Salt Lake City, estado de Utha o como algunos le conocen: estado de la Colmena. Incluso, en la bandera del estado se puede observar elementos como el panal de abejas que manifiesta el orden y el trabajo en comunidad. De la misma forma se distingue la palabra Industria, como demostración del pedido de Dios a su pueblo.

En su discurso: “Para ser autosuficientes” el élder L. Tom Perry del Quorum de los Doce Apóstoles, citó al profeta Brigham Young, quien dijo a los santos: “En lugar de buscar lo que el Señor hará por nosotros, averigüemos lo que podemos hacer por nosotros mismos”.

El élder Perry recalcó que “la independencia y la autosuficiencia son indispensables para nuestro progreso espiritual y temporal. Cada vez que nos pongamos en situaciones que amenacen nuestra autosuficiencia, descubriremos que también amenazaran nuestra libertad. Si aumentamos nuestra dependencia en algo o alguien que no sea el Señor, hallaremos una inmediata disminución en nuestra libertad de actuar. Como lo dijo el presidente Heber J. Grant: “Nada destruye mas la individualidad de un hombre, una mujer o un niño que el no ser autosuficientes” (Relief Society Magazine, oct. 1937).

Nunca antes en mi vida me han parecido mas necesarias la enseñanza y la practica de la autosuficiencia para el beneficio de los santos. Vivimos en tiempos de cambios súbitos. Gobiernos que surgen y caen. Industrias que prosperan y que poco después fracasan. Nuevos descubrimientos científicos que pronto son desplazados por otros más nuevos. Si no aumentamos constantemente nuestro entendimiento y nuestra visión, nosotros también nos quedaremos atrás”.

En La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se enseña que “la autosuficiencia es la capacidad, el compromiso y el esfuerzo de proporcionar los elementos espirituales y temporales indispensables para sostener la vida de uno mismo y de la familia”.

Se invita a los santos a poder aprender los principios de autosuficiencia y a aplicarlos en sus hogares y en todos los ambientes en los que desenvuelvan estos buenos ciudadanos. Hoy el llamado de los líderes no es diferente, el pueblo de Sión debe mantenerse bajos los estándares de honestidad, valentía, respeto a Dios y al prójimo, industriosidad, llevando una vida siempre providente, entre otros valores que permitan elevar el buen nombre de seguir al Dios Verdadero y de vivir el Evangelio Restaurado en Su Iglesia y estar preparados para la enfrentar la adversidad.

 

Reinaldo Mendoza

Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela. Magister en Teaching Higher Education, egresado de la Caribbean International University. Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como Obispo del Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela.

Tags: , , ,

One Response to La fe detrás del éxito: Una vida providente y en autosuficiencia

  1. Moises Serrano dice:

    genial, muy buen aporte 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2018 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.