Mormones brindan ayuda humanitaria en el mundo

mayo 22, 2014 • Ayuda Humanitaria, Creencias básicas mormonas • Views: 2113

Dando amor al prójimo

Por Reynaldo Mendoza

Centro Humanitario en Salt Lake City, UtahCon el objetivo de brindar ayuda a los pueblos del mundo ante calamidades naturales o de condiciones de vida, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también conocidos como los mormones, aportan recursos destinados para la ayuda humanitaria, la cual no tiene distingo de raza, credo ni nacionalidad.

En el mundo son muchos los desastres naturales o de diversas índoles los que se producen cada año y con ello, son millones de personas las que sufren pesar por perdidas materiales y físicas.  Los mormones aportan de sus ingresos personales para hacer que tal sufrimiento sea mitigado e incluso en algunos casos hasta evitados.

En Venezuela se ha visto la asistencia humanitaria de La Iglesia de Jesucristo, tal fue el caso de la visita del el doctor Michel Visick, quién junto a otros seis especialistas provenientes de Utah, Estados Unidos, llevaron a cabo la instrucción a médicos y enfermeras del estado Carabobo y así bajar el alto índice de mortalidad infantil existente en la región.

Asistencia humanitaria

La instrucción efectuada por los especialistas norteamericanos y miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tenia como propósito el disminuir la mortalidad de niños durante su nacimiento. La capacitación se efectuó a más de 55 neonatólogos de los diversos centros públicos de salud que operan en la región carabobeña.

A su vez, los representantes de ayuda humanitaria mormona, hicieron entrega una dotación millonaria en equipos de reanimación neonatal para hospitales del Seguro Social, Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera y centros de Insalud.

El doctor Visick informó que “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se enfoca en intentar mejorar las condiciones en países donde la mortandad infantil es muy alta. Sabemos que por el mundo hay más de un millón de niños que mueren cada año en los primeros minutos de la vida. Así es que nos enfocamos en capacitar a la gente que asiste partos y les enseñamos como reanimar neonatos para que no mueran”.

Donaciones millonarias

Siguió diciendo el medico: “estamos trabajando con médicos y enfermeros para darles las herramientas y la confianza de ayudar y enseñar a otros especialistas que laboren en sus centros de asistencia y así se conviertan en multiplicadores de esta importante capacitación. Nuestra meta es que todos los presentes durante un parto estén capacitados para reanimar a los neonatos”.

“Desde la Iglesia también traemos una donación, desde servicios humanitarios, para que todos estos centros de Carabobo tengan los equipos para reanimar a niños. La donación está por alrededor de los 70 mil dolares y ello involucra equipos avanzados y todo lo que se necesita para impartir este mismo curso. En total son tres kits, uno de los cuales es apropiado para organizar salas de parto”.

Salvar vidas

ayuda humanitaria mormonaEl doctor Visick explicó que un 10 por ciento de los niños, durante su nacimiento, requiere ayuda para respirar y es allí donde normalmente fallece el neonato de no contar con los equipos y el personal capacitado para ayudarle al instante. Explicó que con estos equipos se puede alimentar al niño a través del ombligo e intratraqueal. Para la capacitación se contó con un bebé artificial con características naturales, de los cuales también le fue donado uno a cada hospital y ambulatorio carabobeño.

Es destacar que este equipo de profesionales, liderados por el doctor Michel Visick, han estado en varios países ofreciendo este tipo de capacitaciones, permitiendo que mas niños se salven tras el parto y ante las emergencias surgidas. Los mormones no solo aportan recursos económicos para este hermoso fin del servicio caritativo, sino también aportan de su tiempo y esfuerzo para llevar esta ayuda justo a quienes lo requieren.

Proyectos mundiales

Según se indica en página: ldscharities.org, los mormones patrocinan proyectos de desarrollo en más de 179 países. Así mismo, procuran que se desarrolle la responsabilidad personal, el apoyo a la comunidad, la autosuficiencia y la sostenibilidad. El voluntariado es la fuerza de ayuda y participan de forma independiente y junto a otras organizaciones de caridad y los gobiernos de cada país.

Es de destacar que los Servicios Humanitarios de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días actúa desde 1985 y solo en el 2013 prestó ayuda a unos dos millones de personas en unos 132 países, según fuente consultada en la pagina oficial www.ldsphilanthropies.org.

¿Como lo hacen?

Las donaciones se efectúan por medio del formulario de donaciones de ofrendas de ayuno de La Iglesia, la cual es entregada al obispo de cada barrio o grupo congregacional, en cualquier país del planeta. Es de destacar que tales aportes asignados en “Ayuda humanitaria”, es utilizado en su totalidad, el cien por ciento, para tal fin.

Estos recursos son administrados para el beneficio de quienes lo necesiten en todo el mundo y no están destinados a un país especifico. La ayuda es enviada a través del servicio de LDS Charity, organización  de La Iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos Días, medicinas, ropa, alimentos, entre otros elementos que permiten el socorro en la emergencia y la prevención de la perdida de la vida.

En todos los rincones

El profeta Thomas S. Monson en su discurso: “El Guarda De Mi Hermano”, de octubre de 1994, descacó que “desde los dos días especiales de ayuno que solicitó la Primera Presidencia en el año 1985, los esfuerzos humanitarios de los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han llegado a todos los rincones del mundo”.

Recalcó el profeta mormón que “millones de necesitados sobre la tierra se han visto bendecidos debido a que miembros de la Iglesia se han sacrificado dando sus fondos y de su tiempo con el fin de proporcionar alimentos de primera necesidad y ropa, establecer programas de vacunación y de alimentación de niños, enseñar a leer y escribir, cavar pozos de agua potable, fomentar el establecimiento de instituciones bancarias en los pueblos, crear nuevos trabajos, mantener hospitales y orfanatos, enseñar los principios elementales de la autosuficiencia y colaborar de muchas otras maneras con el fin de ayudar a los hijos de nuestro Padre Celestial a mejorar su vida tanto en forma espiritual como temporal”.

Es así como con esta acción de amor, los mormones, logran bendecir las vidas de los necesitados ante sus duras experiencias. En esta obra de ayuda pueden participar, como en efecto lo hacen, hombres y mujeres de buena voluntad y todos pueden participar aún no siendo miembros de La Iglesia de Jesucristo, solo con la finalidad de ayudar en las vidas de otros.

Este artículo fue escrito por

Reinaldo MendozaReinaldo Mendoza

Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como Obispo del Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela. Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresado de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela. Magister en Teaching Higher Education, egresado de la Caribbean International University.

 

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.