Perspectivas SUD: 8 lugares favoritos que me encanta visitar como mormona

julio 16, 2013 • Los Mormones • Views: 1663

Soy una mujer mormona. Esto quiere decir que pertenezco a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia que a menudo se le conoce inadvertidamente como la Iglesia mormona). He sido mormona toda mi vida, y ahora que soy una adulta, encuentro aún más alegría y satisfacción en mi fe en Jesucristo. El papel de la mujer en la Iglesia de Jesucristo es a menudo mal entendida, por lo que me gustaría darle la oportunidad de conocer mejor a una mujer mormona. No sólo las mujeres mormonas somos iguales a los hombres, sino también, tenemos funciones específicas e importantes en nuestras familias, congregaciones de la iglesias y comunidades. He compilado una lista de mis ocho lugares favoritos para estar como una mujer mormona. Creo que encontrará que no soy tan diferente a usted.

1. El parque

Me encanta visitar el parque. Especialmente cuando el clima coopera, me encanta llevar a mi hijo afuera y dejarlo jugar. A menudo me encuentro con amigos y sus hijos. Esta socialización es bienvenida, porque aunque ciertamente me encanta ser madre y ama de casa, a veces me antoja un poco de conversación de calidad con los adultos. Sin embargo, en ocasiones salgo a caminar por el parque sola. Esto me permite disfrutar de la belleza de las creaciones de Dios y expresar gratitud por el hermoso mundo en el que vivo.

2. La cocina

Esto puede parecer un estereotipo de una madre y ama de casa, pero realmente disfruto de mi tiempo dedicado a la cocina. Me gusta cocinar y hornear, y este lugar tiene diversión sin fin para mi bebé curioso. En la cocina me siento productiva y creativa, y encuentro satisfacción al servir a mi familia y proveerles en sus necesidades físicas. A veces la cocina es un lugar donde puedo contemplar e involucrar mi mente en algo tangible. Cuando tengo un antojo de pan o galletas de chocolate caseros, me dirijo a la cocina donde sé que puedo preparar lo que quiero. La cocina no es siempre un lugar tranquilo para estar, a veces es francamente caótica, pero es un lugar de servicio y productividad.

3. La Manzana del Templo

Yo vivía en Utah, el estado donde se encuentra la sede de la Iglesia de Jesucristo. Durante mi tiempo en la universidad a menudo viajaba a Salt Lake City para caminar alrededor de la Manzana del Templo, el complejo comprende varias manzanas del centro de Salt Lake. El centro de la Manzana del Templo es el Templo de Salt Lake. Se trata de un hermoso edificio construido por los pioneros mormones y todavía está en uso como un templo hoy en día. De hecho, es uno de los templos mormones más concurridos en el mundo entero. Me siento en paz al estar en los terrenos del templo y disfruto de ver todo el hermoso paisaje. La Manzana del Templo es también el hogar de otros sitios de la iglesia, al igual que el Christus en el Centro de Visitantes, el tabernáculo, el centro de conferencias, el edificio de administración de la Iglesia y el edificio de oficinas de la Iglesia. En realidad, solía trabajar en el edificio de oficinas de la Iglesia, y me encantaba almorzar fuera, entre tanta belleza y paz que la Manzana del Templo tiene para ofrecer. La Manzana del Templo es un lugar maravilloso para visitar si usted quiere saber más acerca de los mormones. Los misioneros trabajan en la Manzana del Templo y siempre están disponibles para ayudar a responder a sus preguntas.

4. La librería

Me encanta leer. Es uno de mis pasatiempos favoritos, y siempre ha sido una parte importante de mi vida. Algo que me gusta de La Iglesia de Jesucristo es que sus líderes animan a hombres y mujeres a obtener el mayor grado de educación posible. La educación es tan importante para todos los hijos de Dios. Me encanta que mis líderes de la Iglesia siempre me hayan animado a buscar el aprendizaje. Obtuve mi licenciatura, y aunque todavía no podido continuar mi educación, he encontrado varias oportunidades para ampliar mis estudios en mi vida como madre y ama de casa. En la librería me siento fortalecida y emocionada, porque hay muchos libros disponibles para mí, y el aprendizaje está, literalmente, al alcance de mis manos.

5. El Templo

A los miembros dignos de la Iglesia de Jesucristo se les permite entrar en los templos. Me encanta el templo. Cuando estoy allí siento paz, consuelo y fortaleza del Señor. Los templos son lugares únicos y no son iguales a las capillas. Los templos mormones son reservados para la adoración más sagrada. Algunas personas se preguntan por qué no pueden entrar en un templo como pueden entrar a una capilla. Piense acerca de la universidad. Usted no puede inscribirse en una universidad si no se ha preparado y practicado. Usted tiene que demostrar que es digno de asistir a un lugar donde puede obtener educación superior. El templo es de la misma manera. Si quiere entrar, tiene que pasar a través de los requisitos previos adecuados para preparar su espíritu y mente. El templo es un lugar de aprendizaje, y se engañaría a sí mismo de las notables experiencias espirituales si tuviera que ir allí sin preparación. Los misioneros pueden enseñarle más sobre los templos y lo que hacemos allí. Como una mujer mormona, busco la oportunidad de asistir al templo para que pueda aprender del Señor y encontrar la fuerza para hacer frente a mis responsabilidades diarias. El templo es un lugar hermoso para estar.

6. La Sociedad de Socorro

Me encanta asistir a la Sociedad de Socorro. La Sociedad de Socorro es la organización de mujeres de La Iglesia de Jesucristo y es la organización de mujeres más grande en todo el mundo. Las reuniones de la Sociedad de Socorro son una parte de los servicios dominicales. Me gusta la Sociedad de Socorro, porque me da la oportunidad de conectarme con otras mujeres mormonas a medida que aprendemos acerca de nuestro Salvador, Jesucristo. He hecho muchas amigas queridas en la Sociedad de Socorro, algunas de ellas son madres jóvenes como yo y algunas son abuelas. A través de un cimiento en Jesucristo, la Sociedad de Socorro conecta a las mujeres de todos los ámbitos de la vida. Obtengo gran fuerza en mis conexiones y amistades de la Sociedad de Socorro.

7. El aeropuerto

El aeropuerto puede parecer un lugar extraño para disfrutar de la visita, pero cuando voy al aeropuerto, por lo general significa que estoy en mi camino a ver a mis padres y hermanos. Yo no vivo cerca de ellos, y estoy muy agradecida por el transporte que me permite recorrer grandes distancias en pequeños lapsos de tiempo. Una de las doctrinas fundamentales de la Iglesia de Jesucristo es que las familias pueden estar juntas para siempre, a través del poder de las promesas hechas en el templo. Cada vez que tengo la oportunidad de ver a mis padres y hermanos, estoy muy agradecida de haberme sellado a ellos por la eternidad. Puede ser que algunos de ustedes no tengan buenas relaciones con los miembros de su familia, por lo que visitarlos no es un lugar favorito. Usted puede encontrar ánimo, sin embargo, al saber que las familias felices se pueden encontrar en la vivencia de los principios del Evangelio de Jesucristo. Esto es lo que hace a mi familia feliz: el evangelio de Jesucristo, y por eso me encanta ir al aeropuerto para que pueda verlos.

8. Mi Hogar

Soy una persona hogareña por naturaleza. Me encanta estar en casa. Como una mujer mormona, encuentro gran satisfacción en edificar un hogar de paz, seguro y hermoso. En mi casa puedo ver a mi hijo aprender y crecer, y la oportunidad de pasar tiempo con mi pequeña familia. Ahora mismo, mi esposo y yo sólo tenemos un bebé, y algún día vendrán más. Me gusta saber que mi hogar es donde se promulgó mi mayor influencia. El hogar es donde voy a criar a mis hijos y cuidar de ellos. Es el lugar donde mi esposo y yo vamos a desarrollar nuestro matrimonio eterno. La Iglesia de Jesucristo dice que «sólo la casa se ​​puede comparar con el templo sagrado» («Templo«). No pretendo que mi casa siempre sea pacífica, ya que con una familia que criar y un matrimonio que educar, no lo es. Pero tiene el potencial de ser un lugar sagrado, y algunos días lo son. Encuentro mi propósito en la edificación de mi casa y mi familia.

Espero que usted haya aprendido un poco más sobre las mujeres mormonas a través de mis propias reflexiones. Realmente me encanta ser una mujer mormona, y me encanta lo que la Iglesia de Jesucristo tiene para ofrecerme. A través de mi fe, yo encuentro la paz, plenitud, propósito y potencial. Si usted está interesado en aprender más acerca de la Iglesia de Jesucristo y el papel que desempeñan las mujeres mormonas en su evangelio, usted puede hablar con los misioneros. Sé que la mayor paz se puede encontrar en Jesucristo, y como una mujer mormona, sé exactamente dónde ir para encontrarlo.

Recursos adicionales:

Creencias mormonas básicas y mormones verdaderos

Reúnase con misioneros mormones

charlotteCharlotte

Me gradué de la Universidad Brigham Young en abril de 2010, con una licenciatura en inglés, con un énfasis en la edición. Durante mi educación hice mis prácticas en el Instituto A.Maxwell Neal para Estudios Religiosos, Publicaciones BYU, y la revista New Era. Actualmente vivo en Portland, Oregon, con mi esposo y mi hijo. Soy un ama de casa y madre, y he sido capaz de continuar escribiendo al mantener un blog personal (smallandtrivial.blogspot.com).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *