¿Mormón? ¿Qué es un mormón?

marzo 14, 2013 • Los Mormones • Views: 1300

“¿Mormón? ¿Qué es un mormón?” Me han hecho esta pregunta muchas veces en mi vida. Cuando era más joven, casi nunca podía pensar en qué decir, así que me tropezaba con las respuestas: “Bueno, no bebemos café, té o alcohol. No fumamos. No usamos malas palabras. Creemos en el Libro de Mormón…” Me gustaría decir que como adulto estoy mucho mejor, pero no estoy seguro de que eso sea cierto. La respuesta corta es que un mormón es un miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a veces llamada la Iglesia Mormona, porque creemos en un libro de escritura llamado el Libro de Mormón. El Libro de Mormón es otro testamento de Jesucristo y un compañero a la Biblia.

cena-familia-mormona3La respuesta larga, como la mayoría de respuestas largas, es más compleja. A menudo, la gente comenta que nuestra fe es muy restrictiva… un sentimiento probablemente ayudado e inducido por mis declaraciones. La verdad es todo lo contrario. Ser mormón se trata totalmente de elecciones, y aprender cómo y por qué hacer las elecciones correctas.

El Presidente de la Iglesia, Thomas S. Monson, dijo: “Estoy muy agradecido a un amoroso Padre Celestial por Su don del albedrío, o el derecho a elegir. El presidente David O. McKay, noveno Presidente de la Iglesia, dijo: “Junto a la donación de la propia vida, el derecho a dirigir esa vida es el mayor regalo de Dios para el hombre ‘” (El presidente Thomas S. Monson, “Las 3 R de la elección, “Octubre Conferencia general de 2010).

Una de las primeras elecciones que un mormón hace es ser bautizado por inmersión y confirmado miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La elección es importante en el bautismo, porque en el bautismo una persona hace convenios con Dios para arrepentirse de todos sus pecados, seguir los mandamientos de Dios, y tomar el nombre de Jesús Cristo sobre sí. Los niños no son bautizados hasta que tengan al menos 8 años de edad, cuando tengan la edad suficiente para tomar estas decisiones por sí mismos.

El Libro de Mormón habla sobre el bautismo y enseña la importancia del mismo:

“Sí, os digo, venid y no temáis, y desechad todo pecado, pecado que fácilmente os envuelve,…y manifestad a vuestro Dios que estáis dispuestos a arrepentiros de vuestros pecados y a concertar un convenio con él de guardar sus mandamientos, y testificádselo hoy, yendo a las aguas del bautismo.”(Alma 7:15).

Después del bautismo una persona es confirmada miembro de la Iglesia de Jesucristo de Los Santos De los Últimos Días y recibe el don del Espíritu Santo, o el Espíritu Santo de Dios. (Hechos 2: 38) El Espíritu Santo puede dar testimonio a una persona que no ha sido bautizada. Pero el don del Espíritu Santo es tenerlo como compañero constante para ayudarnos, guiarnos y dirigirnos mientras uno guarda los mandamientos de Dios.

Renovamos nuestros convenios bautismales cada domingo, cuando tomamos la Santa Cena.

“Para los Santos de los Últimos Días, la Santa Cena es el sacramento y la ordenanza de tomar el pan y el agua en memoria del sacrificio expiatorio de Cristo. El pan partido representa su cuerpo quebrantado; el agua representa la sangre que derramó al expiar nuestros pecados (1 Cor. 11:23-25​​; D. y C. 27:2). Cuando los miembros dignos de la Iglesia toman la Santa Cena, prometen tomar sobre sí el nombre de Cristo, recordarle siempre y guardar sus mandamientos. Es mediante esta ordenanza que los miembros de la Iglesia renuevan sus convenios bautismales” (en la Guía para el Estudio de las Escrituras en lds.org).

Otra elección que un mormón hace es ir al templo. El templo mormón es

“…Literalmente, la Casa del Señor. Él siempre ha mandado a su pueblo edificar templos, santuarios sagrados en los cuales los miembros dignos de la Iglesia efectúan las ordenanzas y ceremonias sagradas del evangelio por ellos mismos y también a favor de los muertos. Debido a que el Señor visita sus templos, éstos son más sagrados que cualquiera de los centros de adoración de la tierra” (en la Guía de las Escrituras en lds.org).

Las ceremonias sagradas y las ordenanzas del templo incluyen el hacer convenios personales con Dios. Y las parejas que se casan en el templo hacen convenios con Dios y entre sí. “Las ordenanzas y los convenios sagrados disponibles en los santos templos hacen posible que las personas regresen a la presencia de Dios y que las familias sean unidas eternamente” (La familia: Una proclamación para el mundo).

Los mormones creen que la familia es fundamental en el plan de la felicidad de Dios para nosotros (La familia: Una proclamación para el mundo). Así que es importante enseñar a nuestros hijos estos principios. Enseñar cómo y por qué tomar decisiones correctas comienza en casa y se refuerza en la iglesia.

La Familia: Una proclamación para el mundo dice:

“EL ESPOSO Y LA ESPOSA tienen la solemne responsabilidad de amarse y de cuidarse el uno al otro, así como a sus hijos. “…herencia de Jehová son los hijos” (Salmo 127:3). Los padres tienen el deber sagrado de criar a sus hijos con amor y rectitud, de proveer para sus necesidades físicas y espirituales, y de enseñarles a amarse y a servirse el uno al otro, a observar los mandamientos de Dios y a ser ciudadanos respetuosos de la ley dondequiera que vivan. Los esposos y las esposas, las madres y los padres, serán responsables ante Dios del cumplimiento de estas obligaciones”.

Los mormones también creen en ayudar y servir a los demás. El Salvador nos dio el ejemplo que debemos seguir, y Él pasó Su vida sirviendo a los demás. El Libro de Mormón enseña: “cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, sólo estáis al servicio de vuestro Dios”. (Mosíah 2:17). Esto incluye ayudar a los enfermos, alimentar a los hambrientos, consolar a los que están tristes, llevarles ayuda en casos de desastre.

Así que de nuevo, ¿qué es un mormón? Un mormón es un hacedor de convenios, un asistente al templo, un seguidor de nuestro Salvador, Jesucristo, orientado al servicio.

Este artículo fue escrito por Lisa Montague, miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

 

Recursos adicionales:

Asista a un servicio de adoración con los mormones

El Libro de Mormón (Otro Testamento de Jesucristo)

José Smith: Profeta de la Restauración

 

Este artículo fue escrito por

 

lmontagelmontague

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2018 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.