Los Mormones que fueron Pioneros en el Programa Espacial

noviembre 20, 2014 • Los Mormones • Views: 3518

 

Desde el aterrizaje de los hombres en la Luna para ayudar a los seres humanos alcanzar el espacio interestelar, estos pioneros mormones dedicaron su vida a la exploración de los límites exteriores del espacio y a nuestra comprensión de lo celestial.

 

 

Primer Mormón en el Espacio

 

Para el primer astronauta mormón Don Lind, llegar al espacio le tomó casi dos décadas de intenso entrenamiento y paciencia.

 

Como un pequeño chico, Lind y sus hermanas amaron subir árboles en su vecindad en Midvale, Utah, sacudiendo las ramas y fingiendo que estaban en una nave espacial a toda velocidad a través del Universo. En ese momento, la navegación espacial era una hazaña sólo inventada en libros de cómics y ciencia ficción. No fue hasta más de 20 años después que los primeros hombres entraron en el espacio en 1961. Después de oír las noticias, Lind, un piloto de la Marina y doctor en física sabía que había encontrado su vocación.

 

Lind fue aceptado en el programa espacial de la NASA en 1966 donde fue sometido a cursos de riguroso entrenamiento físico y mental. “Nuestro entrenamiento implicó turnos de noche en sala de emergencias del hospital local para aprender que hacer si tuviéramos que realizar cirugías de emergencia en el espacio”, dijo Lind. “Aprendimos técnicas de supervivencia en la selva panameña, la cual necesitaríamos si aterrizamos lejos del rumbo. También se les enseño, a nivel de postgrado, cursos de geología.”

 

A pesar de haber terminado su formación, Lind tuvo que esperar 19 años antes de entrar en el espacio, la espera más larga de cualquier americano en la historia de vuelos espaciales. Pero Lind se mantuvo más que ocupado. Siguió trabajando en misiones de la NASA, sirviendo del director de operaciones lunares en Apolo 11 cuando el primer hombre anduvo por la luna.

 

El propio vuelo espacial de Lind finalmente vino en 1985 cuando alojó a Challenger para un viaje de ocho días para estudiar a Aurora Australis. Muchos milagros rodearon la exploración de Lind en espacio, el más grande es simplemente su vuelta segura a casa. Sólo nueve meses después de su misión, el Challenger explotó 73 segundos después del despegue debido a los anillos defectuosos, matando a los siete miembros de la tripulación a bordo. Lind cree que una bendición del Sacerdocio que recibió antes de su vuelo lo protegió a él y su equipo de un destino similar cuando se precipitaron a través de la atmósfera de incineración de la tierra a bordo de ese mismo transbordador espacial. Llenos de fe y gratitud por la protección del Señor, Lind dijo: “no éramos los más justos o más merecedores de la ayuda del Señor, en el Challenger esas personas eran buenas, pero se nos había prometido.”

 

 

El Primer Director de la NASA

 

A pesar de que nunca puso un pie en el espacio, James Fletcher es uno de los pioneros más influyentes en el campo de la exploración espacial. Cuando el  Viking I aterrizó en Marte en 1976, cuando el primer transbordador espacial fue lanzado en 1981, y cuando el Skylab estuvo en órbita alrededor de la tierra por primera vez en 1973, todo fue gracias a la innovación y la dirección de James Fletcher.

 

Un fan de hacer bromas científicas, la fascinación de Fletcher en el campo comenzó a una edad temprana. Después de hacerles un agujero en el piso del sótano, sus padres aprendieron rápidamente la mezcla de curiosidad, conocimiento  y humor de Fletcher  era una combinación peligrosa. Pero, la aptitud de Fletcher pronto dio vuelta a cosas más productivas y a los 14 años, Fletcher pudo construir una radio pequeña, la cual funcionaba.

 

A partir de entonces, la carrera al cielo de Fletcher se disparó. Después de graduarse con un Doctorado en Física en el “Instituto de Tecnología de California”. Fletcher sirvió como investigador y profesor en Harvard y Princeton, co-fundó la “Corporación Electrónica del Espacio” y se desempeñó como Presidente de la Universidad de Utah, unos pocos entre sus muchos logros profesionales y académicos.

 

En 1971, Fletcher se convirtió en el Director de la NASA, una posición que ocupó desde 1971-1977 y más tarde desde 1986-1989. Durante su administración en estos nueve años, Fletcher aconsejó a líderes nacionales en la política espacial, que influyeron en todos los Presidentes desde Dwight D. Eisenhower a George H.W. Bush.

 

Incluso después de su muerte en 1991, continúa el trabajo de Fletcher expandiendo los límites de la galaxia e inspirando a la investigación imaginativa en lo aparentemente imposible. El 25 de agosto de 2012, el Voyager I, una sonda espacial enviada bajo aprobación de Fletcher para estudiar el sistema solar exterior se convirtió en el primer dispositivo artificial para entrar en el espacio interestelar. El telescopio espacial Hubble, otro proyecto aprobado bajo dirección de Fletcher, continúa registrando imágenes claras y visibles de alta resolución, imágenes cruciales en el cálculo de la tasa de expansión del Universo y fundamental para ampliar los conceptos humanos de la fecha y el tiempo.

 

Primer Comandante Mormón en el Espacio

 

 

Antes de su expedición al espacio, Richard Searfoss dedicó su vida al vuelo. El decenio después de su graduación de la Base de la Fuerza Aérea Williams en 1980, Searfoss dedicó miles de horas de vuelo en misiones por toda Inglaterra y Idaho antes de servir como un instructor de vuelo de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

 

La experiencia de vuelo de Searfoss captó la atención de funcionarios de la NASA en 1990, después del cambio de vida de un coronel de la fuerza aérea a uno como un astronauta. En la década de 1990, Searfoss piloteó dos misiones de la NASA donde realizaron pruebas médicas sobre sí mismo y otros sujetos, transportó casi dos toneladas de suministros y equipos científicos en una estación espacial rusa y participó en el primer paseo espacial en una estación espacial-espacio complejo.

 

En 1998, Searfoss se convirtió en el comandante de una misión Neurolab de 16 días, en la que probaron los efectos de la microgravedad en el cerebro y el sistema nervioso. En su carrera como piloto del aire y del espacio, Searfoss registró más de 6000 horas de tiempo de vuelo, voló 77 diferentes tipos de aeronaves, pasó más de 939 horas en el espacio y completó 626 órbitas.

 

Primer Gerente Mormón del Transbordador Espacial

 

Hasta donde puede recordar, Ron Dittemore ha estado intrigado por los vuelos espaciales tripulados. Aunque nació en Nueva York en 1952, Dittemore pasó la mayor parte de su infancia en el Oeste descubriendo su pasión por el golf y la exploración espacial. Después de graduarse de la Universidad de Washington en Ingeniería Aeronáutica y Astronáutica, Dittemore descubrió otra pasión tan enérgica y “eléctrico” como su amor por el espacio: su fe en Dios. Dittemore fue bautizado como miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días a los 23 años. Desde entonces, ha vivido una vida dedicada a descubrir más sobre los misterios de Dios a través de los viajes espaciales.

 

En sus más de un cuarto de siglo de carrera con la NASA, que comenzó en 1977, Dittemore ha servido como director en 11 misiones del transbordador espacial y subdirector adjunto del Programa de la Estación Espacial. En 1999, asumió el cargo de Gerente del programa del Transbordador Espacial, que ocupó durante cuatro años. Un orgulloso padre de dos hijos y un fiel mormón, la vida de Dittemore ha ayudado a muchos a comprender mejor la naturaleza celestial e imponente de las creaciones de Dios.

 

 

Escrito por DANIELLE BECKSTROM

Traducido al Español : LosMormones.org

Fuente: LDS Living

 

2 Responses to Los Mormones que fueron Pioneros en el Programa Espacial

  1. floridalma escobar dice:

    mi admiracion .. por estos hermanos en . en gran inteligencia . yo siempre crei lo de nasa que es una realidad . mucha gente piensan que es una mentiras y que todo es filmado .. yo creo en nasa . mas creo en jesucristo que es el dios mas hermoso que tenemos . amen

  2. hno. carlos alfaro jimenez dice:

    La mano de dios siempre esta en hombres justos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2018 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.