¿Porque a los mormones les interesa tanto la genealogía?

julio 14, 2014 • Uncategorized • Views: 4544

 

jane-manning-james

nuestra historia familiar nos ayuda a acércanos mas al señor.

 

Muchas son las preguntas que se hacen las personas cuando pierden físicamente a un ser querido con respecto a la vida después de la muerte. Algunos lloran y sufren la pérdida por mucho tiempo y a veces nunca se recuperan por el fallecimiento de un familiar o amigo.

Un gran número de dolientes pierden las esperanzas de volver a ver a sus seres queridos. Otros, por su lado, alcanzan niveles deprimentes al punto de creer que no hay vida después de la muerte y no tienen esperanza alguna.

 

Por medio del sacerdocio

Sin embargo, para los Santos de los Últimos Días, conocido por algunos como mormones, Dios ha revelado a través de los profetas videntes y reveladores que si es posible ver a los familiares y amigos fallecidos en el futuro y ello gracias al poder del sacerdocio que ha sido restaurado en la tierra una vez más.

 

El Evangelio de Jesucristo se ha Restaurado y para ese propósito el Señor escogió y preparó al profeta José Smith, quien en 1820 experimentó la Primera Visión para dar apertura a la séptima y última dispensación de todos los tiempos.

Familia mormona divirtiéndose

Poder sellador

Para el año de 1838, específicamente el 3 de abril, el profeta Smith junto a Oliver Cowdery,  recibieron la visita del profeta Elías el cual les confirió el poder sellador del sacerdocio en el Templo de Kirtland.

 

Al recibir este poder el Señor cumplió con la promesa que se encuentra en la Biblia en el libro de Malaquías capítulo 4 versículo 6 en la cual dice que “Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres…” todo esto antes de la segunda venida del Salvador.

 

Es de destacar que por tal motivo la genealogía o historia familiar es para los Santos de los Últimos Días de vital importancia ya que a través de esta pueden conocer sobre sus antepasados y sellarse a ellos en los sagrados templos por la eternidad.

 

Obra genealógica

templo-mormon-utah

Es de suma importancia conocer que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días lleva el registro de nombres más grande del mundo y que sus comienzos fueron por los años de 1894.

 

Esta recopilación de datos que incluye una gran variedad de documentos desde registros civiles hasta defunciones han ayudado a muchas familias a conocer de su pasado, sus orígenes y por supuesto le han dado a los Santos de los Últimos Días la posibilidad de unirse por eternidad con sus seres queridos.

 

Esta base de datos era manejada principalmente por la Sociedad Genealógica de Utah, pero ahora esta información se puede obtener a través de Internet por la página FamilySearch.org donde tanto miembros de la Iglesia de Jesucristo como los que no lo son pueden obtener información completamente gratuita para la recolección de información de sus familiares y también pueden formar su árbol genealógico.

 

También la Iglesia cuenta con más de 4 mil 600 centros de Historia Familiar en aproximadamente 126 países y estos por lo general se encuentran en los centros de reuniones o capillas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

 

Una oportunidad

Para los Santos de los Últimos Días el sellarse a las familias y poder darle la oportunidad a sus seres queridos de conocer del evangelio de Jesucristo los que no tuvieron la oportunidad de conocerlo en vida, es significativo por tal motivo los miembros de esta Iglesia se esmeran y preocupan por su historia familiar.

Los Santos de los Últimos Días saben que existe el mundo de los espíritus y que en el mismo se predica el Evangelio a quienes han muerto sin recibirlo en la vida terrenal y ello se puede observar en la Biblia en 1 Pedro capítulo 3 versículo 19 y también en 1 Pedro capítulo 4 versículo 6.

Estas personas tienen la oportunidad después de la muerte y es allí, en el mundo de los espíritus, donde aceptan el Evangelio. Ahora bien,  sin un cuerpo tangible, estos hijos de Dios fallecidos no pueden recibir las ordenanzas necesarias para la salvación.

Ante tal situación, se requiere de acciones especiales que permitan el cumplimiento de tal ordenanza y comienzan con obtener nombres y otros datos genealógicos concernientes a estas personas y con los cuales se puedan realizar las ordenanzas del templo por los fallecidos.

Este es el principal propósito de la obra de historia familiar en la actualidad y no como en la antigüedad o en algunas culturas, que procuraban confirmar la genealogía para certificar un abolengo u otra posición social.

 

Bautismo para salvación

Los Santos de los Últimos Días saben perfectamente el contenido doctrinal de esta obra de amor que se basa en la enseñanza de Jesucristo quien recalcó que el bautismo es esencial para la salvación de todos los que han vivido en la tierra y según está registrado en el libro de Juan capítulo 3 versículo 5, en la Biblia.

Siendo así, y si el bautismo es esencial para el progreso espiritual de quienes han fallecido, qué ha de ocurrir con aquellas personas que  han muerto sin recibir el bautismo, o como en otros casos, fueron bautizados pero sin la debida autoridad.

En su gran misericordia y amor a todos sus hijos, el Padre Celestial preparó el medio para que la gran familia terrenal pueda recibir las ordenanzas sagradas necesarias para su  progreso eterno.

Con la genealogía se da paso a los bautismos vicarios que se efectúan por aquellos que han muerto. Los Santos de los Últimos Días son coparticipes de brindar estas bendiciones a sus antepasados fallecidos. Sin embargo, la decisión final de aceptar las doctrinas del Evangelio seguirá estando bajo el don del albedrío que, aún en el mundo de los espíritus, poseen las personas. Ellos podrán aceptar o rechazar, mientras que los Santos simplemente habrán cumplido con su deber de amor.

 

 

 

Rosselly Briceño de Mendoza

Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como secretaria de las Mujeres Jóvenes de Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela. Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresada de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *