La Iglesia Mormona… En la Antártida

septiembre 29, 2014 • Los Mormones • Views: 3316

 

Como Santos de los Últimos Días nos dicen que tenemos que  difundir el evangelio a todos los rincones de la Tierra, y esto incluye continentes donde no hay residentes permanentes.

 

En el continente sin reclamar por cualquier nación, la Antártida ha sido un motivo neutro de países por todo el mundo, siendo el lugar de encuentro internacional para científicos que estudian el  medio ambiente.

 

Andrew Thompson, Matt Knox, Ruth Heindel, Adam Wlostowski, Diana Wall, Michael Gooseff, Byron Adams, Ross Virginia, Jeb Barrett y Eric Sokol. Imagen a través del Laboratorio de diversidad biológica del suelo y de los Ecosistemas.

Andrew Thompson, Matt Knox, Ruth Heindel, Adam Wlostowski, Diana Wall, Michael Gooseff, Byron Adams, Ross Virginia, Jeb Barrett y Eric Sokol. Imagen a través del Laboratorio de diversidad biológica del suelo y de los Ecosistemas.

El continente es el hogar de las más duras condiciones ambientales,  muy pocas especies pueden adaptarse, específicamente los pingüinos y ballenas, y sólo un 2% de la superficie terrestre no está cubierto de hielo y nieve. Pero en este medio ambiente implacable prospera una comunidad de científicos, que son entre 1.000 a 5.000 personas según de la temporada.

 

En el continente, la reconstrucción y la religión son estructuras sociales establecidas y dependen en gran medida de un ambiente tan solitario. En una pequeña comunidad llamada a McMurdo, una capilla fue originalmente construida en 1965 como un pasatiempo para los biólogos e ingenieros presentes durante su época de investigación, pero se quemó en 1978.

 

Alrededor de una década más tarde, la Capilla de las Nieves fue reconstruida y ha sido un lugar de encuentro no sólo para cristianos no confesos, sino también para los budistas, católicos, protestantes, y los Santos de los últimos días.

 

El Dr. Byron Adams, Adler Dillman, y John Chaston,  profesores en BYU y Santos de los Últimos Días visitan el área y aprovechan la capilla. Los científicos entienden el significado de ser miembros y  tienen  la Capilla de las Nieves disponibles para ellos mientras investigan en el extranjero. Según LDS living, el Dr. Dillman habló sobre la religión y el viajar a un área tan difícil.

 

El Dr. Byron Adams, Adler Dillman y John Chaston dijeron : nuestra relación con el padre celestial y Jesucristo trasciende las fronteras geográficas y culturales, fue agradable ‘reunirnos como seguidores’ incluso en un lugar retirado.

 

El mejor modo que los científicos han encontrado para compartir el evangelio ha sido a través de su ejemplo. Como la población temporal es tan minúscula, las relaciones se forman estrechamente con aquellos que están presentes en la comunidad.

 

El Dr. John Chaston dijo a LDS living: como era de esperar, cuando tienes un montón de gente en espacios reducidos, hay muchas oportunidades para hablar de muchas cosas. La experiencia más memorable fue hablando con alguien que también fue un fiel discípulo de Cristo. Hablamos sobre el espíritu, y aunque algunos podrían dar por descontado los sentimientos del espíritu, una vez que lo has sentido, sabes que es lo que has sentido y sabes que es real. Fue una dulce experiencia el compartir esto para ambos.

 

En un entorno tan difícil y poco común, los científicos  internacionales  observan impresionados cada día la belleza y el peligro de sus alrededores. Los profesores vuelven a los Estados Unidos sintiéndose renovados e inspirados por las creaciones del Padre Celestial , han sido capaces de separarse de áreas ocupadas y más pobladas, y  nunca olvidarán las experiencias que ellos han tenido en las comunidades aisladas de la Antártida.

Andrew Thompson, Matt Knox, Ruth Heindel, Adam Wlostowski, Diana Wall, Michael Gooseff, Byron Adams, Ross Virginia, Jeb Barrett y Eric Sokol. Imagen a través del Laboratorio de diversidad biológica del suelo y de los Ecosistemas.

 

Escrito por Natalie New

Fuente: LDS.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *