Historia Familiar: ¿Es buena para su salud?

julio 21, 2013 • historia familiar, Los Mormones • Views: 1209

Hay muchas personas en el mundo que tienen una gran pasión por la localización de su linaje y pasan horas y horas investigando las historias de sus antepasados. Esta exploración de la historia generacional se conoce como la investigación genealógica, o más comúnmente conocida como la investigación de historia familiar.

La palabra “genealogía” deriva de la palabra griega γενεαλογία, que en realidad está compuesta por dos palabras: γενεά, genea, “generación”, y λόγος, logos, “conocimiento”. Por lo tanto, la genealogía o la investigación de historia familiar, es la obtención literal de conocimientos de una generación o de generaciones pasadas. Ese conocimiento se obtiene a través de rastreo de linajes familiares e historias con mucha ayuda como “tradiciones orales, registros históricos, análisis genético y otros registros para obtener información acerca de una familia y para demostrar el parentesco y la genealogía de sus miembros. Los resultados se muestran a menudo en las cartas o escritos como narrativas”. [1]

El élder John A. Widtsoe, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (llamada inadvertidamente la Iglesia Mormona por los medios de comunicación y otros) 1921-1952, enseñó:

Aquellos que se entregan con todas sus fuerzas y mente a este trabajo… recibirán ayuda desde el otro lado, y no sólo en la recolección de las genealogías. Todo aquel que tiene por objeto ayudar a las personas en el otro lado recibe ayuda a cambio en todos los asuntos de la vida (John A. Widtsoe, Utah Genealogical and Historical Magazine, July 1931, p. 104).

Lazos que unen

minos-e-brown-ancestro-mormonPara algunos, la investigación genealógica no es más que un pasatiempo, pero para otros, como los miembros de La Iglesia de Jesucristo, la investigación que se lleva a cabo tiene un significado duradero tanto en esta vida mortal, así como en la eternidad. Saber algo sobre la historia familiar nos ayuda a poner algunas cosas en relación con nuestras familias en una mejor perspectiva, y también nos da una mejor comprensión de lo que somos como individuos. A través de los medios de la investigación de historia familiar, las familias están unidas a través de la extensión de generaciones.

El élder Bruce C. Hafen, una Autoridad General de la Iglesia de Jesucristo, expresó algunas reflexiones acerca de la vinculación que une estos lazos de generaciones:

Realmente puede haber un enlace y un sentido de pertenencia que une generaciones. …Esta unión nos da un sentido de identidad y propósito. Nuestras relaciones con el mundo eterno de repente se vuelven muy reales, enfocan nuestra vida y elevan nuestras expectativas. …Podemos descubrir dentro de nosotros mismos una reserva de paciencia y resistencia que nunca encontraremos sin el compromiso profundo que crece a partir de un sentido de pertenencia real. Ejerciendo esa lealtad inamovible a otra persona que nos enseña a amar––de hecho, la forma de ser más como el Salvador. Nuestro sentido de pertenencia entre nosotros… prefigura nuestra pertenencia en la familia eterna de Dios. Nuestra disposición a disciplinar nuestros deseos personales lo suficiente como para honrar a [nuestros] seres queridos nos prepara para pertenecerle a Él, que es nuestro Padre (Bruce C. Hafen, “Planting Promises in the Hearts of the Children”, Liahona, June 1998, 16).

El rol de la historia clínica familiar en la investigación de la historia familiar

Los profesionales de la salud se están dando cuenta de que la historia familiar es de gran valor, pero en un sentido diferente. Los médicos informan a sus pacientes que la historia médica de la familia es parte importante del aprendizaje sobre las raíces de la familia, como el resto de la investigación genealógica.

Los profesionales de la salud están tratando cada vez más de persuadir a los pacientes para que creen y compartan historias clínicas familiares, ya que pueden proporcionar a los médicos información valiosa que puede ayudar a crear planes individualizados de atención preventiva, dijo Vence L. Bonham, Jr., Jefe de la Delegación sobre Educación y Participación de la Comunidad del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano.

“Es la herramienta que está disponible gratuitamente para todo el mundo”, dijo Bonham.

familia-investigación-historia-médica-mormonDurante muchos años los médicos se han basado en pruebas genéticas para ayudar a prescribir procedimientos médicos preventivos individualizados. Sin embargo, el uso de tal tecnología es cara, y no ofrece a un médico el mismo nivel de precisión en el diagnóstico de una condición médica que puede ser hereditaria, como la de los registros médicos de la familia que podría incluir la edad a la que un antepasado ha desarrollado ciertas condiciones médicas, y el diagnóstico que se dictó en ese momento. La disponibilidad y el uso de los registros médicos de la familia podrían permitir a un profesional médico determinar si una condición médica es el resultado de la genética, la elección de estilo de vida, o una combinación de ambos.

Un pedigrí de tres generaciones, que incluye no sólo los diagnósticos, sino también la edad en la que los miembros de la familia desarrollaron estas condiciones, es el ideal, dijo O’Leary. Este tipo de historia puede permitir que un médico prescriba las medidas de prevención y exámenes adicionales que podrían salvar a una persona del destino familiar. A menudo, conocer el historial familiar de un paciente puede tener un efecto en cascada que conduce a la realización de ensayos selectivos, más eficaces. Por ejemplo, un médico puede evaluar a un paciente con un historial familiar de cáncer de mama por los genes que se sabe causaron la enfermedad.

James O’Leary, jefe de la Oficina de Innovación de la Alianza Genética, una organización con sede en Washington, DC, declaró, “ahora hay un renovado interés en las historias clínicas familiares, y la conversación en torno al tema está cambiando”. Las historias clínicas familiares han arrojado una nueva luz sobre un viejo tema y han traído esperanza en la situación médica que quizás una vez fue considerado como algo que sólo ocurre en una línea de la familia, siendo el pronóstico inevitable, fatalismo. O’Leary añadió: “La historia familiar es una gran manera de que la gente hable acerca de la salud, y la necesidad de apoyar a los demás en la familia. La salud es un asunto de familia, y un asunto de la comunidad también”.

¿Cómo recolectar, guardar y compartir una historia clínica familiar?

La Clínica Mayo ha ofrecido varios consejos útiles para la recopilación de información médica familiar:

  • Saque el tema sobre la historia clínica de su familia en reuniones familiares, tales como días festivos, o los funerales donde las personas son propensas a hablar más abiertamente sobre el tema.
  • Asegúrese de que todos los interesados ​​sepan sus motivos para solicitar dicha información.
  • Ofrézcase a poner la información a disposición de todos los miembros de la familia.
  • Respete la confidencialidad. Algunos miembros de la familia pueden no querer hablar de las condiciones médicas actuales o pasadas.
  • Utilice los recursos disponibles, tales como certificados de defunción y obituarios que a menudo contienen información valiosa.

Hay varios métodos disponibles para almacenar y compartir la información de historia familiar médica que una persona recoge. Incluso hay algunos recursos gratuitos disponibles en línea para incluir: Family Health History.org, y un servicio proporcionado por el Cirujano General en historia  familiar. HHS.gov.

El presidente Boyd K. Packer, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en relación a la obra de historia familiar en su conjunto, nos ha enseñado: “al investigar a nuestros antepasados nos interesamos en algo más que en los nombres. . . . Nuestro interés se vuelve al corazón de nuestros padres; anhelamos encontrarles, conocerles y servirles” (Boyd K. Packer,”Su historia familiar: Cómo empezar“, Liahona, agosto de 2003).

Recursos Adicionales:

Fortalecimiento de la Familia

Este artículo fue escrito por:

KeithKeith L. Brown

Keith L. Brown es un converso a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, después de haber nacido y crecido Bautista. Estaba estudiando para ser un ministro bautista en el momento de su conversión a la fe mormona. Fue bautizado el 10 de marzo de 1998 en Reykjavik, Islandia mientras estaba en servicio activo en la Armada de los Estados Unidos en Keflavic, Islandia. Actualmente se desempeña como un misionero de barrio para el Barrio de Annapolis, Maryland, y como Especialista en Asuntos Públicos de Estaca para la Estaca de Annapolis, Maryland. Él es un veterano de la Marina de 30 años de servicio, retirado honorablemente.

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2017 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.