Enseñar a los niños sobre sexo en un mundo de «50 sombras»

marzo 11, 2015 • niños, Niños • Views: 5199

Por Whitney Permann para Mercy River. Traducción y adaptación por Mariela VIernes, de un extracto del artículo ¨Raising Sexually Healthy Kids in a 50 Shades World».

No es fácil de decirlo: nuestra cultura esta sexualmente enferma. ¿Cuándo comenzamos a celebrar la violencia sexual/doméstica y pagar dinero para ir a verla mientras comemos palomitas de maíz? La obsesión por «50 Sombras de Grey» es una prueba sorprendente de dónde estamos como sociedad (¿100 MILLONES de copias vendidas?).

Como padre de familia, esto me enfurece. Ya es bastante malo que tenga que hablarle a mis hijos sobre la pornografía a una edad tan temprana. Agreguémosle a esto, temas como la violencia y el abuso y nuestros hijos están en peligro de formar puntos de vista muy retorcidos de las relaciones íntimas. Afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar a proteger a nuestros niños de estos mensajes nocivos.

1. Enseñarles a los niños sobre el sexo a temprana edad

Los niños deben tener una sana comprensión acerca de lo que el sexo es y lo que no lo es. RECOMIENDO ver cada segundo de estos videos destacados. Estos nos enseñan:

POR QUÉ tener discusiones abiertas y frecuentes sobre la sexualidad, ayuda a proteger a los niños de la inmoralidad y la pornografía. Si no enseñamos, estamos enseñando, si no comunicamos, estamos comunicando de una manera equivocada. Nuestros niños aprenden de muchas, muchas fuentes. En lugar de sobreprotegerlos tenemos que formarlos con la verdad y la doctrina para que puedan estar preparados ante este caos.

CÓMO debemos enseñarles y ayudarles a ver con claridad la diferencia de la sexualidad, desde el punto de vista del mundo y desde el punto de vista del evangelio (¡es muy interesante!)

CUÁNDO deberíamos empezar a enseñarle a nuestros hijos. Hasta los niños más pequeños pueden aprender sobre la santidad del cuerpo, la importancia del género, la modestia, y todo lo que esté conectado a la sexualidad sana. ¿Te has dado cuenta que a los niños SUD de 12 años, en sus entrevistas para obtener sus recomendaciones para el templo se les pregunta si están manteniendo la ley de castidad? Esto dice mucho sobre las expectativas del Señor que enseñamos a nuestros hijos pequeños.

QUÉ TAN FRECUENTE deberíamos hablarles. Desde los más pequeñitos hasta los más grandes, nuestras enseñanzas deben ir aumentando  y aumentando. No todo tiene que ser siempre sobre el sexo, pero que sí debe estar conectado.  La modestia, los noviazgos, la pornografía, las relaciones, el sexo de cada persona, el embarazo, los bebés, el matrimonio, los convenios, la pubertad, el respeto, el autodominio, el amor. Todo está conectado . Y yo quiero que mis hijos lo entienden como un todo y cómo encaja dentro del plan y no como algo malo y misterioso que no se puede hacer hasta que uno esté casado.

 

Mi esposo y yo usamos el libro, «How to Talk to Your Child about Sex» (Cómo hablarle a los niños sobre sexo), de Richard y Linda Eyre. Este libro sugiere que la edad adecuada para tocar este tema es 8 años. Nuestros tres hijos mayores se sienten (hasta ahora) completamente cómodos haciéndonos preguntas, porque hemos estado hablando del tema con ellos desde que tenían 8 años.

 

2. Enseñarles a los niños la verdad sobre la Violencia y Abuso

Así como Centro Nacional contra la Explotación Sexual (NSCE) señala, la mayoría de las mujeres en las relaciones sexuales violentas (como Anastasia en «50 Sombras») terminan en un refugio para mujeres, huyendo o muertas. Puede parecer tonto hablarles a las chicas jóvenes sobre niños y hombres abusivos pero por lo menos, deberíamos enseñarles a observar qué hombres y niños a su alrededor son amorosos, respetuosos, responsables, y protectores  y no sólo físicamente sino que también a través de sus virtudes. Cualquier hombre que manipula una niña o la hace sentir inferior no es un hombre con quien deberían involucrarse.

 

En cuanto a los chicos, tengo la esperanza de que la mayoría sepa que no es aceptable maltratar físicamente a una chica aunque los medios de comunicación muestren a menudo a la violencia como algo atractivo digno de celebrar. Mientras más nuestros hijos estén expuestos a la violencia en cualquier forma, más se vuelven insensibles a su naturaleza malvada. Ellos necesitan entender que la violencia NUNCA está bien, incluso en una relación íntima y privada. Eso es abuso. El abuso verbal, emocional y sexual son igualmente devastadores. El mensaje que las chicas reciben a través de «50 Sombras» es el de querer un chico que «las controle, intimide y amenace» en lugar de un hombre que las valore, respete y proteja. Con lo progresivo de este mensaje en los medios de comunicación, nuestros hijos deben entender que esto no es cierto y que no debería apoyar la idea de ir a verla.

 

Honestamente, al leer sobre lo que trata este libro, siento que debo llevar a todos mis hijos a ser voluntarios en los refugios para mujeres. Es un mundo del que, por suerte, no saben nada pero me siento en la necesidad de que ellos entiendan su realidad, la fealdad y efectos.

 

3. Enseñarles a niños varones a respetar chicas (las chicas no son «sexys»)

En nuestra familia, nuestros chicos no pueden referirse a las chicas como «sexy.» Quiero que mis hijos sepan que está bien y que es perfectamente normal que les guste una chica pero les pido que en lugar de «sexy» utilicen palabras como «linda» o «bonita» o «hermosa». En mi opinión, palabras como «sexy» incluso si se usa inocentemente o de juego, promueve la idea irrespetuosa de que las niñas son objetos que se deben desear. Todos los niños (y adultos) tienen que entender que «las relaciones sanas se caracterizan por la amabilidad, la comunicación abierta, el respeto y la mutualidad» y no por el cuerpo físico de alguien. El respeto hacia las chicas comienza en la manera que pensamos y hablamos de ellas.

 

4. Enseñarles a las niñas a respetarse a sí mismas

La mejor manera para que una niña aprenda a amar y respetarse a sí misma es mediante la relación con su Padre Celestial. Cuando las niñas sienten el amor de Dios ellas se sienten seguras y felices, y no tienen que mirar a fuentes externas para satisfacer esas necesidades. Una chica que no se respeta a sí misma, o que se siente distante de Dios, puede ser fácilmente víctima de amistades, novios, y comportamientos abusivos..

 

Las niñas también necesitan el contacto físico y emocional de su padre terrenal. Estudios demuestran que las niñas necesitan el contacto físico con sus papás.

En cuanto a las madres, hay que ser muy cuidadosas en la manera en que hablamos de nosotras mismas delante de nuestras hijas. Nuestro ejemplo de respeto a sí misma (o la falta de este) se refleja en nuestras niñas.

 

 

5. Enseñarles a nuestros hijos sobre la pornografía y el cerebro

Los niños necesitan saber qué es la pornografía y qué hacer cuando la ven. Pero también necesitan saber por qué evitarla y de los efectos espirituales devastadores, me gusta hablarles a mis hijos específicamente sobre lo que la pornografía hace a los químicos en sus cerebros (actúa igual como una droga adictiva). Eso es bastante aterrador pero ¿sabías que más del 80% de la pornografía es violenta de por sí? Lo cual no es extraño que la violencia sexual se esté arrastrando en nuestras películas y libros y extendiéndose así entre nuestros militares, colegios, calles y casas.

 

La pornografía puede venir en muchas formas diferentes, con o sin imágenes. Sin duda, está presente en el internet, en el cine y la televisión, y en los videojuegos. Pero también tiene una presencia en la animación, música y libros. Los niños tienen que reconocerlo como lo que es, entender sus peligros, y saber cómo reaccionar.

 

6. Enseñar a los Niños Sobre el color gris

 

El color gris (o grey en inglés, al igual el título de la película) sugiere la ausencia del «blanco y negro», o en otras palabras, los límites no están claramente definidos. La violencia sexual en «Las 50 sombras de Grey» pregona que «todo vale». Nuestros hijos deben entender que en realidad hay un blanco y negro cuando se trata de la moral y la violencia. La seguridad y la felicidad sólo se pueden encontrar cuando nos quedamos dentro de los límites del Señor. Un niño sexualmente sano es aquel que entiende la naturaleza sagrada doctrinal de la intimidad y se siente cómodo haciendo preguntas a sus padres. Es el niño que respeta la santidad del cuerpo, el suyo y el de los demás y quien sabe qué hay que hacer cuando se encuentra con la mentira de la pornografía. Es un niño que aprende a aborrecer la violencia o abuso en cualquier forma, incluso de ficción. Es un niño que entiende la doctrina de la familia y sabe por qué mantener las normas del Señor nos mantiene felices y protegidos.

Tags: , , , , ,

One Response to Enseñar a los niños sobre sexo en un mundo de «50 sombras»

  1. Guillermo dice:

    Muchas gracias por compartir este tema de tanta importancia en la vida de nuestros hijos y familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *