El mormonismo testifica de Jesucristo

septiembre 20, 2014 • Los Mormones, mormonismo • Views: 2193

 

Muchos miembros de otras iglesias cristianas se muestran distantes con aquellos hombres y mujeres que afirman ser mormones. ¿Qué ha hecho que los mormones no sean vistos por muchos con los ojos de amor y hermandad que enseña la doctrina señalada por el Salvador Jesucristo?.

Los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos mundialmente como los mormones, siguen de manera firme y bien dispuesta las enseñanzas de Jesucristo y de sus apóstoles. Reconocen que en Él está la llave de la salvación.

 

Mormonismo es cristianismo

El mormonismo, como sinónimo máximo de ser cristiano, testifica en todo momento de la verdad mostrada por Jesucristo y del Evangelio santo, el cual fue restaurado en el siglo XIX por medio del profeta José Smith.

Así como La Santa Biblia, El Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y La Perla de Gran Precio dan testimonio del Plan de Dios y son testimonio fiel y preciso de las verdades eternas, el mormonismo practicante de tal sabiduría y conocimientos es testimonio de Jesucristo y de Su Evangelio.

Uno de los lideres de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de nombre Bruce R. McConkie, escribió: “El mundo ha puesto el sobrenombre mormonismo a la plenitud del evangelio sempiterno (…) no tiene un sentido ofensivo para los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”.

 

Oportunidad para anunciar

 

Explica McConkie en su libro Doctrina Mormona: “En todo caso el término Cristianismo (sinónimo de Mormonismo) tuvo un comienzo similar en el meridiano de los tiempos. Como los Santos de los Últimos Días, creen en el Libro de Mormón un volumen que contiene la plenitud del evangelio, el mismo evangelio que está en la Biblia, no rechazan el nombre que se les ha dado por sus creencias. En cambio aprovechan toda oportunidad aceptable para proclamar estas creencias al mundo, pues es el cristianismo de la antigüedad, puro y sin adulterar.

Mormonismo es cristianismo; cristianismo es mormonismo; son uno e iguales, y no se distinguen el uno del otro en el mínimo detalle…”.

 

¿De qué testifica el mormonismo?

Las verdades que el mormonismo exclama no son otras que aquellas que afirman el Poder y la Gloria de Nuestro Padre Celestial y de Su Hijo Jesucristo, Señor y Salvador. Los mormones saben que Jesucristo sufrió y murió para llevar a cabo la expiación, siendo el único medio por el cual el género humano podría alcanzar la salvación y la vida eterna.

El mormonismo también sabe que la Luz de Cristo ha sido dada a toda la humanidad con el fin de reconocer el bien del mal y obrar según llegue a saber.  De la misma manera, saben que es por medio del bautismo que el hombre tiene la oportunidad de nacer de nuevo y en adelante llevar una vida mejor cumpliendo co los mandamientos y preceptos y ordenanzas sagradas, ofrecidos por la debida autoridad, para llegar a la presencia del Padre Celestial.

El mormonismo reconoce el Poder del Espíritu Santo y el Don del Espíritu Santo. Saben y reconocen la existencia de un profeta vidente y revelador que habla a los hombres aquello que el Salvador Jesucristo desea que sepa Su pueblo escogido. El mormonismo es cristianismo, en él se testifica del Salvador, que vive, y se reconoce Su Poder y Gloria.

 

 

 

Rosselly Briceño de Mendoza

Miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, donde sirve como secretaria de las Mujeres Jóvenes de Barrio Unión, Estaca Los Sauces, Valencia-Venezuela. Periodista (Comunicador Social, mención Desarrollo Social), egresada de la Universidad Católica Cecilio Acosta en Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Derechos de autor © 2018 Los Mormones. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.